Opinión Columna


Algo oscuro pasa


Publicación:22-05-2019
version androidversion iphone

++--

Dicen que lo que no es parejo es chipotudo y en torno a la regularización del servicio camionero, algo oscuro pasa.

De lo contrario, cómo se explica que continúen las voces denunciando incrementos no autorizados a las tarifas y no pase nada.

Y, lo que es peor, aún con la existencia presuntamente de un amparo federal que impida esto se de en contra de los usuarios.

Así que habrá que meterle lupa al asunto, porque mientras la autoridad dice que no pasa nada, el sobre costo se sigue dando.

 

 

Pero mientras son peras o manzanas, en gobierno del estado se indica que aquellas rutas que están cobrando a la brava nuevas tarifas tendrán que atenerse a las consecuencias.

Por lo que se habla de sanciones en contra de las mismas y que ya fueron balconeadas por todo mundo, menos por la agencia estatal del transporte que no se percató, dicen las malas lenguas.

Lo peor del asunto es, que tras indicar lo anterior el gobernador Jaime Rodríguez giró instrucciones al titular de la AET para encargarse del asunto mediante su cuerpo jurídico.

Por lo que ya más o menos podrá darse cuenta de cómo andan de loquitos los diputados locales y activistas que ya perdieron la fe precisamente en Longoria.

Tan es así, que lo menos que señalan quienes no simpatizan con Longoria es, que a buen Santo se encomienda el gobernador toda vez que le pueden pedir traer la muerte y no pasa nada.

 

 


Algo tendrán que hace pero en serio las autoridades estatales y la Secretaría de Educación en Nuevo León, pues un día roban una escuela y el otro también.

Y, por lo visto, los daños a los planteles escolares se ha vuelto el pan de todos los días de directivos, maestros y alumnos que sufren las de Caín.

Sobre todo, porque ante el robo en los planteles es más que recurrente el daño a los salones, el robo de valores y al sistema eléctrico en todos sus sentidos.

Por lo que si hay escuelas donde se carece de climas y hasta de abanicos, ya sabrá cómo se pone el problema cuando se roban hasta las pastillas de los medidores.

Aunque eso sí, dicen las madres de familia y alumnos, que los salones son un infierno, pero no así el área de dirección cuyas reparaciones se hacen de inediato.

 

 

 

Los que ya le andan dando una adelantada de lo que podría incrementarse conforme avance electoral son los priistas, que ayer andaban más calientes que la temperatura ambiente.

Pues resulta que durante la celebración de un acto promocional de Pepe Narro, quien va por la dirigencia nacional del PRI como dice la raza, se hicieron los cocolazos.

Tan es así, que después de ello abundaron las acusaciones por lo que vale verifica el dato, pues el juego de vencidas no ha entrado ni siquiera a los raund de tanteo.

Pero mientras sean peras o manzanas, vale señalar que el evento de Narro se realizó de manera tranquila y en santa paz, pues el pleito de taxistas fue fuera del lugar donde se celebró su evento.

Por lo que a decir verdad, muchas de las personas no se percataron de lo sucedido, salvo cuando se apersonaron los afectados al interior de conocido restaurant de Gonzalitos.

Y, como muchos ni cuenta se dieron, pues como diría la raza, no hubo problema de nada y muchas caras conocidas se retiraron así como llegaron, de manera tranquila.

 

 

 

 

 

 

 

 



« Redacción »