Opinión Columna


Alertas ambientales


Publicación:20-04-2019
version androidversion iphone

++--

Aunque suena a choteo, las autoridades locales desactivaron, una vez más, la alerta ambiental decretada ante los altos índices de contaminación.

Desde luego, estos niveles que distinguen a la zona metropolitana de Nuevo León no dejan de ser preocupantes.

Y es que a pesar de la baja circulación de automovilistas con la llegada de las vacaciones de Semana Santa, la contaminación se dispara por cualquier motivo.

De ahí que reanudando actividades normales, bien valdría la pena pasar de la teoría a la práctica en busca de mejores condiciones ambientales.

Porque de seguir como se vive, no descarte el incremento de enfermedades y consecuencias de toda clase para quienes realizan actividades al aire libre.

 

 

Bien que mal, muchos de los parajes, parques, ríos y albercas públicas de la localidad se vieron atiborrados de paseantes.

Al menos hasta ayer, cientos y cientos de paseantes locales y foráneos disfrutaron de un buen clima, alejados del asfalto.

Y, aunque las temperaturas fueron bastante altas, se emplearon toda clase de lugares para recrearse y refrescarse.

Pero como aún quedan días de descanso, las autoridades locales advierten que se mantendrán alertas en busca de saldo blanco.

Por lo que lo vale apostarle a la prudencia y a la sana diversión para poner cada quien su granito de arena.

 

 

Quieran o no, de una u otra forma los políticos locales le siguen dando a la comunidad, circo, maroma y teatro.

Tan es así que de la seriedad pasan a la chispa rompe hielos con cuestiones que de una u otra forma encienden las redes sociales.

Como por ejemplo aquella entrevista en la que el gobernador Jaime Rodríguez Calderón  justifica tomarse unas cervecitas.

Pero no se limitó a ello, toda vez que ya entrado en gastos hasta validó que la raza se eche sus “caguamotas’’.

O, bien, el mismo Manuel González, quien en un esfuerzo porque se bajen los niveles de contaminación hace lo propio.

Por lo que palabras más, palabras menos su-giere que la raza coma ensalada de atún en lugar de degustar la carne asada.

Comentarios que sin lugar a dudas, hasta en cierta forma le ha caído en gracia al respetable, aunque también tienen sus críticas.

 

 

Quien sabe cómo se pongan las cosas y si se vayan a componer por obra y gracia de las buenas intenciones.

Pero en el partido Morena las aguas andan más que agitadas y no faltan los espontáneos que reclaman sus espacios.

Tan es así, que los acelerados ya se miran ocupando algunos lugares en las boletas electorales de la próxima elección y siguen tratando de forzar algunas situaciones al interior de ese organismo político a como dé lugar.

Lo peor del caso, es que quienes mandan ga-lleta ya no ven lo duro sino lo tupo por quienes buscan dar el madruguete.

Por lo que ya se clasifica a nivel nacional a dichos acelerados, como los infiltrados que buscan meter zancadillas.

Y esto ya chorreó hacia las fuerzas estatales a fin de sofocar los infiernillos de quienes quieren sacar raja política.

Pero como esto no se compondrá de la noche a la mañana, vale tomar asiento, lugar y tabla porque apenas empieza.

 

 

Este día, si no sucede otra cosa, vecinos de la colonia Obrerista realizarán su tradicional “Quema del Judas” con la incineración de por lo menos tres piñatas con las figuras bautizadas como Corrupción, Gas Natural y El Bronco.

Desde luego cada una de las piñatas alimentadas con una cantidad importante de explosivos que serán el tema central del festejo tienen su real significativo ante mensajes muy claros condenados por los colonos.

La Corrupción, en un gesto por la que esta se termine, Gas Natural por aquello de los altos cobros al tanteo registrados de manera reciente y El Bronco, por aquello de que no es monedita de oro y menos en bastión priista.

Basta con recordar que la zona donde pro años se ha celebrado esta tradición, es territorio trico-lor y que de igual forma sirve para quemar a quienes de una u otra forma no coinciden con su afiliación política.

Al Bronco le cuestionan el mantener latente el alza a las tarifas camioneras, lo cual perjudica a miles de nuevoleoneses.

 

 

 



« Redacción »