Opinión Columna


A proteger el Patrimonio Histórico y Cultural


Publicación:13-03-2019
version androidversion iphone

++--

Es responsabilidad ineludible de una comunidad salvar, conservar, restaurar y difundir el patrimonio cultural

 

A través del tiempo, los pueblos van labrando su historia y al igual que las personas se hacen de un patrimonio. Ese patrimonio se transmite de generación en generación y constituye el mejor legado, la herencia más valiosa. Existen diversas formas de patrimonio. En esta ocasión habremos de referirnos al cultural. El patrimonio cultural es la representación de la memoria histórica. Está constituido por todos los productos generados por la actividad humana a lo largo de la historia.

Este patrimonio es un bien de interés público y, en función de ello, tenemos la obligación de preservarlo. El patrimonio cultural es vestigio y producto de un pasado desvanecido. Es también materia y recurso de un presente que nos toca vivir.

Necesitamos actuar para proteger este patrimonio. Se requiere de estrategias y gestiones que consideren de forma integral su problemática histórica y actual. Lo primero que tenemos que hacer es un recuento de lo que se ha conseguido a través del tiempo, que existe y nos pertenece. En este inventario debe figurar todo aquello que posee algún valor. Nos referimos, por supuesto, no sólo a lo material.

El Día Internacional del Patrimonio, se celebra en los países del mundo en distintas fechas. En estos días se ha celebrado en Nuevo León. Es un día especial que ofrece une buena oportunidad para sensibilizar al público sobre la diversidad del patrimonio en el mundo y sobre los esfuerzos que requiere su protección y su conservación, así como llamar su atención sobre su vulnerabilidad.

PATRIMONIO CULTURAL

Se consideran patrimonio cultural:


* Los monumentos: obras arquitectónicas, de escultura o de pintura, elementos o estructuras de carácter arqueológico, inscripciones, cavernas y grupos de elementos, que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista de la historia, del arte o de la ciencia.


* Los conjuntos: grupos de construcciones, aisladas o reunidas, cuya arquitectura, unidad e integración en el paisaje les dé un valor universal excepcional desde el punto de vista de la historia, del arte o de la ciencia.


* Los lugares: obras del hombre u obras conjuntas del hombre y la naturaleza así como las zonas incluidos los lugares arqueológicos que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista histórico, estético, etnológico o antropológico.


En este año, el Día Internacional del Patrimonio ha sido celebrado en Nuevo León el domingo 10 de marzo con una serie de eventos en los cuales

participaron las diversas instituciones culturales, como la UANL, el CONARTE, el ITESM, la Fundación Ildefonso Vázquez Santos, los Cronistas Municipales y otras instituciones educativas y culturales. La FIVS llevó a cabo un recorrido, en colaboración con Cronistas Municipales, para visitar lugares históricos, como el Palacio de Gobierno, el Palacio Municipal, la Catedral de Monterrey, el Museo Metropolitano de Monterrey y la Casa del Cronista Israel Cavazos Garza y la Mtra. Lilia Villanueva de Cavazos. También, el sábado 9, en Guadalupe se rindió homenaje al maestro Israel Cavazos Garza. Entre otros, estuvo el Cronista de Monterrey, Ing. Leopoldo Espinosa Benavides.


Por otra parte, hace algunos años –en 1988--, la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística, llevó a cabo el Foro sobre Nomenclatura y Patrimonio Cultural del Estado de Nuevo León, cuyos resultados están reunidos en un magnífico libro sobre el patrimonio cultural de Nuevo León.

En ese volumen, que sin duda es de gran ayuda no sólo para los investigadores, sino para la población en general, el lector puede encontrar todos y cada uno de los trabajos que se presentaron en ese Foro. Además, están contenidos leyes y reglamentos en torno a monumentos y nomenclatura.

Uno de los trabajos que nos tocó presentar en aquella ocasión fue sobre la “Difusión y conocimiento de los nombres de las escuelas”. A través de la nomenclatura, se trata de grabar en calles y escuelas en forma permanente el nombre de los héroes y personajes que han dedicado su vida al servicio de un municipio, de un Estado y de una Nación.

Este tema es de gran interés, sobre todo si se toma en cuenta que en nuestro Estado existen varios miles de planteles y que tanto los alumnos como los maestros, deben conocer la vida y la obra de los personajes cuyos nombres han sido impuestos a las escuelas, a fin de que sirvan de ejemplo para las actuales y futuras generaciones.

Entre otros temas, se habló en este Foro acerca de la nomenclatura escolar, de la nomenclatura estatal y municipal, del resguardo de monumentos y archivos y de la investigación, acopio y resguardo del patrimonio estatal. En las cuatro mesas de trabajo se presentaron 33 trabajos.

La temática de este Foro se dividió en tres grandes vertientes: exposición de principios generales para el adecuado manejo de la nomenclatura en las arterias citadinas, formulación de lineamientos básicos para el mejor resguardo, mantenimiento y difusión del patrimonio cultural de Nuevo León, y propuestas concretas para la imposición del nombre de algún personaje o de algún acontecimiento de nuestra historia, a calles, plazas y parques de la Entidad.

En este Foro llamó la atención la presencia de vecinos de la Colonia Contry, quienes solicitaron el apoyo de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística y de la comunidad en general para conseguir la restitución del Parque en homenaje a Don Alfonso Reyes y del busto del regiomontano universal que siendo patrimonio del pueblo fue enajenado el primero a un fraccionador particular y el segundo se encontraba injustamente almacenado en una bodega.

TRIUNFÓ LA RAZÓN

El rescate del Parque Alfonso Reyes y el monumento al Mexicano Universal fue un gran triunfo de la sociedad civil sobre una autoridad municipal de Monterrey que sin respeto alguno pensó más en el precio que en el valor y lo vendió, con el apoyo de regidores y diputados cuyos nombres han quedado grabados para la Historia. Afortunadamente, la Suprema Corte de Justicia le dio la razón a la sociedad civil y echó abajo la compra-venta.

Gracias a ello, al pie del Cerro de la Silla continúan el Parque y el Monumento a Don Alfonso Reyes, como era deseo del Regiomontano Ilustre y Mexicano Universal.

Son muchas y muy variadas las propuestas que se incluyen en este libro, producto de aquel Foro. Todas ellas tienen un propósito fundamental: contribuir al rescate y difusión del patrimonio y honrar a los hombres que han luchado por las mejores y más nobles causas.

Se propusieron también los nombres de personajes como José Alvarado, Octavio Paz, Gustavo A. Madero y José María Parás, entre otros, para que figurasen en la nomenclatura regional. Muchas de estas propuestas fueron muy bien recibidas por las autoridades y estos personajes ya cuentan con avenidas y escuelas con sus nombres.

También, se sugirió la protección y mantenimiento de monumentos como el Mural Los Altares de Federico Cantú, que lamentablemente no fue escuchada y que se vino abajo debido a la abulia de las autoridades y a la falta de protección y mantenimiento. Ese Mural se encontraba en la Carretera que va de Linares a Galeana, a la altura del municipio de Iturbide, en donde ahora sólo se encuentran los restos de esa obra, convertidos en añicos y a los cuales se les siguió invirtiendo presupuesto en un intento de rescate que fracasó.

Además se propuso la edición de un catálogo de Monumentos de NL y la creación del Archivo Histórico de la Universidad Autónoma de Nuevo León, entre otras cuestiones.

Son interesantes además, las propuestas para la protección de las fachadas tradicionales del municipio de García y la preservación de la flora típica de Nuevo León. Todas estas ponencias están en el libro mencionado y vienen acompañadas de la legislación en materia de patrimonio cultural, tanto a nivel local, como estatal, nacional e internacional.

Así, podemos encontrar, entre otros, documentos de la UNESCO, las Leyes Federales sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales y sobre Patrimonio Cultural.

También figuran los decretos que crean la Comisión Estatal de Monumentos, el Reglamento del Archivo General del Estado de Nuevo León, el Consejo para la Cultura, hasta llegar a la reglamentación municipal sobre la ubicación, edificación y conservación de monumentos y esculturas urbanas en la ciudad de Monterrey.

Son, en total, 240 páginas, las que contiene esta obra que, sin duda alguna, es de gran utilidad para quienes se interesen en la conservación y difusión de nuestro patrimonio.

PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO

Como lo ha señalado la UNESCO, debemos contribuir a la conservación, al progreso y a la difusión del saber, velando por la conservación y la protección del patrimonio universal, pues es patrimonio de la humanidad entera.

Nuestra felicitación más sincera y cordial para la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística, que siempre ha tenido un papel importante en la historia y la cultura de nuestra entidad.

La historia e identidad de todas las culturas y sociedades radica no sólo en sus valores y principios, sino también de manera fundamental, en los objetos que producen a través del tiempo y se consideran testimonios materiales del arte, la religión, la ciencia y los procesos sociales en distintas épocas.

Es responsabilidad ineludible de una comunidad salvar, conservar, restaurar y difundir el patrimonio cultural, ya que se trata de una contribución valiosa a la edificación de una Patria mejor.



« Redacción »
Jorge Pedraza Salinas


Publicaciones del autor