Banner de aplicaciones

Opinión Columna


2018… Gracias


Publicación:08-01-2019
version androidversion iphone

++--

Alguien que aparentemente lo tiene todo, poder, dinero, salud, por un viento, una hélice que se paró y un helicóptero que cae, en unos segundos pierde todo

Se fue, se fue, se fue… Con un rayo de sol, a pesar de ser invierno, ni siquiera dijo adiós; no era necesario, tenía prisa, aún seguía agitado. Demasiado para contar sólo con 365 días, en los que obtuvo la etiqueta de histórico por el cambio político que se gestó en él con el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, quien precisamente después de 18 años de buscar la Presidencia de la República, por fin lo consiguió en el histórico 2018.

En lo personal tengo mucho que agradecer al año que concluyó hace apenas unos días, desde la sencilla pero increíble sanación de estar vivo y respirando, aunque a veces sean partículas contaminantes que nos receta nuestra metrópoli. En especial el 2018 me dio la posibilidad de reencontrarme, políticamente hablando, con una gran mujer, quien me inspiró a luchar contra las tradiciones y traiciones políticas; además, me enseñó a entender el pragmatismo político sin olvidar el “deber ser”. Logramos sobrevivir juntos a la derrota del Senado y fuimos capaces de no mezclarnos en lo que ella definió como “la orgía política de los partidos” más grande que se vivió en esta elección. Sin duda hay mucho que agradecer a mi amiga, pues desde su cumpleaños en febrero del concluido 2018 vivimos juntos, casi a diario, una montaña rusa de aventuras políticas y personales: Gracias Judith Díaz.

No solamente el plano político nacional destacó en el 2018 por el triunfo de Andrés Manuel López Obrador; en Nuevo León se dieron varios milagros políticos, ya que cuando parecía muerto, el PRI, con sólo 2 diputados locales, de 42 que son en total, se logró multiplicar al 300 por ciento, mediante la compra de voluntades de algunos diputados y logró sumar ocho representantes en el Congreso. Además, tras perder los dos municipios más importantes de Nuevo León, Monterrey y Guadalupe, el Revolucionario Institucional logró revivir y como a Lázaro los magistrados electorales le dijeron: Levántate y anda. Tarde pero nos dimos cuenta “que no estaban muertos, estaban en los tribunales electorales”. Los priístas volvieron y a lo grande, arrebatándole a los panistas Guadalupe y con una elección extraordinaria en Monterrey se llevaron de nuevo la capital del estado. Cuando los regiomontanos nos despertamos en Navidad, nos dimos cuenta que en el pinito estaba envuelto, con un moño rojo, “el dinosaurio verde”.

Sin duda se fue agitado el 2018, ya que en pleno 24 de diciembre ocurrió una tragedia que hace mucho no pasaba en México, la muerte de una gobernadora que apenas entraba en funciones. Martha Érica Alonso, recién llegada al gobierno de Puebla, sufrió un accidente junto a su esposo, el senador y coordinador de los senadores panistas, Rafael Moreno Valle. Tras la caída del helicóptero en el que viajaban. Inmediatamente, como buenos mexicanos, empezaron las especulaciones sobre un posible atentado y los más osados hasta nombres les ponían a los supuestos autores de dicho accidente; pero bueno, eso ya no fue problema para el 2018, más bien será una gran tarea por esclarecer en este 2019 entrante.


Este última gran tragedia del 2018 nos pone a reflexionar sobre cómo alguien que aparentemente lo tiene todo, poder, dinero, salud, por un viento, una hélice que se paró y un helicóptero que cae, en unos segundos pierde todo, hasta la vida. Por eso gracias porque estamos de pie, con salud, con sueños. Gracias Dios, al tiempo, familiares, amigos… Gracias 2018.



« Redacción »