Nacional Estados


Impera confusión en uso y materiales del cubrebocas

Impera confusión  en uso y materiales del cubrebocas
La gente desconoce el material adecuado para fabricarlos.

Publicación:02-08-2020
++--

Los de algodón son mejores y el usuario debe asegurarse que el material retenga las gotitas de saliva y flujo nasal. Todos deben ser lavados constantemente

Toluca, Estado de México.-El uso recomendado del cubrebocas entre la población mexiquense -obligatorio en los municipios de Toluca y Tultepec-, para reducir el contagio del SARS-CoV2, trajo consigo nuevas complicaciones: la gente desconoce el material adecuado del que debe estar hecho y hasta la forma correcta de usarlo. Hay personas que reutilizan los desechables hasta cuatro veces.

Ingrid Ahumada es secretaria, vive en Toluca y trabaja en un despacho. Debido a que no suspendieron actividades, comenzó a comprar mascarillas desde marzo.

"Comencé comprando desechables que costaban entre ocho y 10 pesos la pieza, luego paquetes que pasaron de 50 pesos hace cinco meses a los 180 pesos actualmente. Pensamos que era algo pasajero", explicó.

La joven de 30 años de edad platicó que pasado el tiempo comenzó a buscar piezas de colores para combinarlos con su ropa.

En mayo solicitó unos por Facebook a una joven que los fabricaba en casa, pero "me lastimaban las orejas, se caían, cubrían la nariz o la boca. Hubo unos que me costaron 200 pesos en internet, traían un refuerzo adentro que para filtrar las partículas, era de tela de lona, me irritó la cara".

Para Laura Velázquez, diseñadora, la compra de los cubrebocas se volvió una colección: "Tengo de todas las variedades, no sé cuál sea mejor, pero todos combinan".

"Tengo unos de 500 pesos, los compré por internet; los bordados mazahuas que venden en la calle afuera de la clínica 220 del IMSS; los de algodón, con ambulantes", comentó.

En pocos casos, la gente habla sobre la higiene que dan a la prenda. Algunos comerciantes ambulantes portan los desechables al menos tres días, "hasta que se acaben y vamos por otros", expresó Juan, quien vende papas en la calle.

Por otro lado, para los comerciantes este producto se convirtió en una oportunidad de llevar ingresos a sus hogares.

Hay desde los que se dedican a hacerlos desde casa, hasta los que compran en la Central de Abasto por mayoreo para revender, esos tienen un mínimo de tela, admiten algunos vendedores, pero en todos los casos, coinciden, "se nos venden como pan caliente".

El doctor Fernando Villarreal, coordinador delegacional en el Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS Poniente, dijo que la gente no solo debe saber cómo colocarlo, sino qué materiales dañan la piel.

Afirmó que los de algodón son mejores y el usuario debe asegurarse que el material retenga las gotitas de saliva y flujo nasal. Todos deben ser lavados constantemente.

El director del Centro Epidemiológico en el Edomex, Víctor Torres Meza, señaló que no sirve de nada llevarlo si no cubre nariz y boca completamente: "Tienen que colocarlo siempre mientras están fuera de su casa, que no haya fugas de saliva".



« El Universal »