Nacional Ciudad de México


Gladis y Mario usaron extrema violencia contra Fátima

Gladis y Mario usaron extrema violencia contra Fátima
La audiencia en un principio fue pública, a petición del MP, el juez ordenó que fuera privada

Publicación:23-02-2020
++--

Ambos se reservaron su derecho a declarar durante el desarrollo de la audiencia.

CIUDAD DE MÉXICO.- La menor de siete años, Fátima Cecilia, fue asesinada tan sólo horas antes de ser abandonada en calles de la colonia Los Reyes, en la alcaldía Tláhuac, tras haber sido sometida a extrema violencia por parte de Mario Alberto y Gladis Giovana, estos fueron los argumentos que presentó el Ministerio Público de la Fiscalía General de Justicia local ante el juez de Control, quien decidió vincularlos a proceso por los delitos de secuestro agravado y feminicidio.
Así lo relataron fuentes judiciales pues la audiencia, si bien en un principio fue pública, a petición del MP, el juez ordenó que fuera privada.
En la primera parte de la audiencia que sí fue abierta, de las 21:52 horas a las 22:07 horas de la noche del viernes, se pudo observar a Mario Alberto y a Gladis Giovana, quienes vestían ropa penitenciaria y no tenían los chalecos antibalas que portaron durante su traslado hacia las cárceles capitalinas.
La mujer portaba una blusa negra de manga larga y pantalón caqui; el hombre lució despeinado y con sudadera y pants gris.
En esos minutos, los dos imputados estaban completamente tranquilos. Gladis Giovana respondió a los breves señalamientos del juez de Control, Agustín Moreno Gaspar, con voz aguda, pero serena, con monosílabos "sí" y "no"; lo mismo que Mario Alberto, quien estaba absorto y con la mirada perdida.
Ambos se reservaron su derecho a declarar durante el desarrollo de la audiencia. El juez de Control dio un plazo de cuatro meses para el cierre de la investigación, tiempo en el que ellos seguirán encarcelados.
"Uso excesivo de la violencia". Fuentes allegadas a la investigación refirieron a EL UNIVERSAL que la indagatoria establece que Mario Alberto abusó sexualmente, en reiteradas ocasiones, de la menor desde el día en que fue secuestrada al salir de la primaria por Gladis Giovana el pasado martes 11 de febrero.
Cuando se enteraron de que Fátima ya era buscada por las autoridades y familiares, cometieron el asesinato al interior de la casa que rentaban en la calle de San Felipe de Jesús 17, en la colonia San Felipe, alcaldía Xochimilco, y posteriormente abandonaron su cuerpo.
Las fuentes precisaron que no se tiene certeza del uso de un arma homicida que hayan empleado los imputados para cometer el feminicidio, pues esto no ha sido declarado por ninguno de los imputados, aunque quedó comprobado, científicamente, que se aplicó violencia extrema en el cuerpo de la infante.
También, en la carpeta de investigación CI-E-FIPIDE/C/UI-3C/D/-00007/02-2020 no se encuentra asentado que a la menor se le encontrara barniz en las uñas, ni hay algún testimonio que refiera que Mario le haya colocado vestimentas diversas para cometer las vejaciones, como externó la tía que los entregó en el Estado de México, comentaron las fuentes. Sin embargo, Irma, hasta el momento, no ha declarado ante las autoridades.
De acuerdo con la información obtenida, la investigación está sustentada en las pruebas periciales, los trabajos de investigación de la PDI y los diferentes hallazgos en la casa en donde retuvieron a la menor desde el martes 11 de febrero. Aunque el móvil de los hechos no ha sido revelado, detallaron las fuentes.
Apoyo jurídico. El Ministerio Público de la Fuerza Antisecuestros, Luis Fernando Trejo, fue quien llevó la imputación de los cargos contra la presunta pareja feminicida.
Estuvo acompañado por una asesoría privada encabezada por la abogada Ana Katiria Suárez, quien defendió a Yakiri Rubio, joven de 20 años que en 2013 fue acusada por el homicidio de sus agresores sexuales; juntos lograron la vinculación a proceso de los feminicidas.


« El Universal »