Nacional Dependencias Federales


Gana delegado federal 80 veces el sueldo de AMLO

Gana delegado federal 80 veces el sueldo de AMLO
Gabino Morales Mendoza, superdelegado federal en SLP.

Publicación:28-06-2020
++--

Por el cargo de superdelegado federal Gabino Morales Mendoza reportó 126 millones 209 mil 710 pesos

Ciudad de México.-Gabino Morales Mendoza, superdelegado federal en el estado de San Luis Potosí, informó en su declaración patrimonial y de conflicto de intereses que tuvo un ingreso neto por su cargo casi 80 veces más de lo que reportó el presidente Andrés Manuel López Obrador, mientras que Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, delegado en Guerrero y hermano de Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública (SFP), aún no presenta su declaración patrimonial.

Al revisar la declaración de Morales Mendoza, se encontró que por el cargo de superdelegado federal reportó 126 millones 209 mil 710 pesos, es decir, 80 veces más que el ingreso que obtuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien informó que en 2019 ganó un millón 567 mil 640 pesos.

En su breve declaración presentada el pasado 22 de mayo, el funcionario federal detalló que cuenta con dos créditos automotrices, uno con el Banco Santander, por 240 mil pesos, y otro con el NR Finance, por 180 mil.

Jorge Taddei Bringas, delegado federal en Baja California, es otro de los funcionarios que también reportó un ingreso superior al del Ejecutivo federal, debido a que informó que obtuvo un millón 804 mil 734 pesos por su cargo, es decir, 250 mil pesos más que el salario del presidente López Obrador.

En su declaración, Taddei Bringas precisó que en 2019 en total recibió ingresos por 2 millones 412 mil 711 pesos, de los cuales, además del millón 804 mil 734 por su cargo como delegado, obtuvo 607 mil 977 como docente de la Universidad de Sonora.

Armando Zazueta Hernández, delegado federal en Jalisco, sólo reportó 622 mil pesos, esto debido a que comenzó a ejercer este cargo luego de que el empresario Carlos Lomelí Bolaños dejara el puesto, tras los señalamientos de presuntamente formar parte de una red de empresas que vendían medicamentos a la administración federal.

No han cumplido
Al revisar las declaraciones patrimoniales en la plataforma Declaranet hasta la tarde este sábado, se encontró que Amílcar Sandoval, hermano de Irma Eréndira Sandoval, titular de la Función Pública, todavía no presentaba esta obligación, a pesar de los exhortos que ha hecho su hermana y el propio Presidente de la República de que los servidores públicos cumplan con esta obligación.

Hugo Éric Flores Cervantes, superdelegado federal en Morelos y quien fundara el Partido Encuentro Social (PES); tampoco ha reportado su declaración patrimonial; mientras que Carlos Merino Campos, delegado en Tabasco, tierra natal del Jefe de Estado, la presentó apenas anoche.

En el ámbito del gobierno federal, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud y vocero de la estrategia para el Covid-19, sigue sin presentar su declaración patrimonial y de intereses.

El pasado 26 de junio, la titular de la SFP aseguró que 100% de los integrantes del gabinete legal del gobierno federal habían cumplido con la obligación de presentar su declaración patrimonial y manifestó que los nuevos formatos implementados este año permiten "recabar más y mejor información", como los ingresos detallados de los servidores públicos para prevenir la corrupción y garantizar que protejan el interés general y no los beneficios particulares "como sucedía en el pasado, cuando se mantenía en total opacidad".

Añadió: "Los nuevos formatos, aprobados por el Sistema Nacional Anticorrupción, cuentan con mayor información y garantizan el derecho constitucional a la protección de los datos personales, con lo que se evita poner en riesgo la integridad y la información de las personas".

Irma Eréndira Sandoval señaló que los formatos constituyen un importante paso hacia la transparencia y cierran espacios a la opacidad, al ser "verdaderos mecanismos de rendición de cuentas, de prevención de corrupción y de detección de faltas como el enriquecimiento ilícito". La secretaria recordó que la aplicación de estos formatos es obligatoria a nivel nacional para los tres órdenes de gobierno.

Gabino Morales Mendoza, delegado problemático para la 4T
En el año y medio en que ha estado como superdelegado del gobierno federal en San Luis Potosí, Gabino Morales Mendoza ha estado en medio de la polémica: desde derroche en fiestas personales hasta acusaciones de amenazas y acoso sexual por parte de sus compañeras de Morena.

El 5 de octubre de 2018, en el acto que realizó el ahora presidente Andrés Manuel López Obrador en San Luis Potosí, durante su gira de agradecimiento, pobladores inconformes con la designación de Morales Mendoza como superdelegado en esa entidad, con pancartas y gritos, exigieron que Gabino se fuera, por lo que el Ejecutivo abogó por él.

"No, Gabino es nuestro coordinador, él es representante del gobierno federal, le tenemos confianza y hay que dejar de pelear, hay que hacer una lado la politiquería", dijo en su momento.

El 7 de febrero del año pasado, diputadas federales de Morena pidieron al Presidente que destituyera del cargo al superdelegado en San Luis Potosí debido a acusaciones de hostigamiento, amenazas y acoso sexual. Acompañadas de las diputadas Lorena Villavicencio y Wendy Briceño, militantes en la entidad denunciaron que Morales Mendoza tiene denuncias penales en su contra por los delitos de hostigamiento, amenaza, difusión ilícita de imágenes y acoso sexual, interpuestas ante la fiscalía general local.

Recordaron que el delegado en esas fechas estaba cesado de sus derechos políticos desde la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, por emplear un lenguaje machista y ejercer violencia política de género contra sus compañeras de partido.

Dos meses después, a inicios de abril, Morales Mendoza fue cuestionado por haber realizado una megafiesta por su cumpleaños —contraria a la política de austeridad—, a la que invitó a cientos de personas, entre ellos a autoridades del gobierno estatal, del ámbito judicial, líderes de partidos y legisladores, y la cual fue calificada de fiesta fifí.

Seis meses después, el 24 de octubre, en su comparecencia ante la Cámara Baja, Irma Eréndira Sandoval, titular de la Función Pública (SFP), reveló que la dependencia a su cargo estaba procesando 12 denuncias en contra de 10 superdelegados, entre ellos Morales Mendoza.



« El Universal »