Nacional Instituto Nacional Electoral


Cooperación se dará, pero sin sometimiento: Ramírez Aguilar

Cooperación se dará, pero sin sometimiento: Ramírez Aguilar
Senador Eduardo Ramírez

Publicación:07-09-2020
++--

En momentos como los actuales es imperativo la solidaridad colegiada, dice el presidente del Senado

El presidente del Senado, Eduardo Ramírez Aguilar (Morena), afirma que ha convocado a un pacto de debate político propositivo para que todo lo urgente se pueda deliberar, y que en tribuna no se caiga en mezquindad sino en la construcción de una mejor sociedad.

Los actuales "son momentos complicados por las crisis de salud y económica" y para responder ante ese panorama propone que haya una respuesta colegiada de "solidaridad, de reconciliación nacional", y señala que "el Senado es un espacio adecuado para impulsar dicha disposición de encuentro en lo esencial, pues se trata de la casa de los consensos, de sumar, en la que se albergan las expresiones ciudadanas".

En ese sentido, llama a que "los procesos electorales no sean motivo de no avanzar en nada".

Entrevistado en la sala de juntas de la Mesa Directiva, que preside desde el 1 de septiembre, Ramírez Aguilar dice que la Cámara Alta "debe estar en su papel de legislar, y si no podemos evitar hablar de la política electoral, ésta debe estar en segundo término". Dice que en lo urgente que se deben concentrar los senadores figuran las reformas al Poder Judicial, la discusión de cannabis, así como la eliminación del fuero.

De la relación con el Poder Ejecutivo expresa que será "estrictamente republicana, de colaboración y de respeto en nuestras decisiones, de cooperación, pero sin sometimiento", afirma.

¿Cuál es su compromiso como presidente del Senado?

— Siento una gran responsabilidad, gran compromiso con la patria. Entiendo los momentos que me tocan vivir en frente de unas crisis de salud y económica que ha colapsado a muchas familias en sus finanzas.

¿Este lunes empieza el proceso electoral?

— Se instala la jornada electoral en el INE. Sin embargo, el calor político se va a vivir el siguiente año y será una efervescencia sin precedente. No debe haber una parálisis legislativa y debe existir consenso y que los procesos electorales no sean motivo de dilatar todo y no avanzar en nada, sería lamentable para México.

¿Las fuerzas políticas en la efervescencia electoral toman las Cámaras como espacios de resonancia para sus asuntos?

— Sí, son cajas de resonancia. He convocado a los compañeros a tener un pacto de debate político para que lo que sea urgente para el país se pueda deliberar y aquello que se tenga que discutir darle la posibilidad en las tribunas, y que sean los propios grupos los que tengan un debate propositivo que no se caiga en la mezquindad, sino más bien en la posibilidad de construir una mejor sociedad más informada.

¿El Senado debe funcionar como Poder Legislativo y caja de resonancia electoral?

— Debe estar en su papel de legislar. No podemos evitar hablar de la política electoral, pero eso debe ser segundo término. Hay que concentrarnos en las reformas que vienen para México como la del Poder Judicial, la discusión de cannabis y la eliminación del fuero.

En materia de austeridad, después de dos años, ¿el Senado va a seguir dando rebanadas de presupuesto?

— Tuvimos una solicitud respetuosa de disminuir más nuestro presupuesto, más de lo que hemos disminuido ya no se puede. Con lo que se tiene actualmente puede caminar el Senado.

¿En 2021 los viajes internacionales serán anécdota?

— Serán anécdotas, como parte de un pasado, pero una vez regresando a la normalidad creo que se vuelven a hacer los ajustes presupuestales para que se tenga la posibilidad de seguir construyendo esa política exterior qué ha caracterizado a México.

En su mensaje de ascenso a la presidencia habla del equilibrio entre Poderes, ¿cómo será con el Ejecutivo?

— Habrá una relación republicana [con el Presidente], de colaboración y respeto en nuestras decisiones, de cooperación, pero sin sometimiento, y de conducción nacional, que es por lo que debemos estar juntos.

Hay que salvaguardar la Constitución política y velar porque este órgano colegiado mantenga esa autonomía constitucional, protegiendo a cada uno de sus miembros.



« El Universal »