Nacional Estados


Aumentan en enero ataques a policías

Aumentan en enero ataques a policías
Los ataques son la respuesta de los grupos y células delincuenciales a la estrategia de vigilancia

Publicación:16-02-2020
++--

Aunque en el presente año el número de bajas de oficiales es menor que el año pasado, los ataques se han triplicado.

MORELIA, Mich.- Tan sólo en enero de este año en el estado se reportaron 11 ataques a corporaciones policiales, que han dejado un elemento municipal abatido y nueve lesionados (municipales, estatales y federales), lo que representa un aumento considerable, ya que en todo 2019 hubo sólo cuatro agresiones.
Aunque en el presente año el número de bajas de oficiales es menor que el año pasado, los ataques se han triplicado. En 2019 sumaron nueve elementos lesionados y 21 muertos; además, en esos enfrentamientos resultaron 15 criminales abatidos y cinco detenidos.
De acuerdo con autoridades estatales, los ataques son la respuesta de los grupos y células delincuenciales a la estrategia de vigilancia que se ha reforzado en la entidad y advirtieron que no bajarán la guardia; por el contrario, fortalecerán las tareas de inteligencia entre los tres órdenes de gobierno.
Recientemente, integrantes de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz en Michoacán acordaron fortalecer las acciones de inteligencia y de investigación de los delitos.
El secretario de Seguridad Pública en el estado, Israel Patrón Reyes, indicó que con las estrategias planteadas podrán realizar operativos más certeros, blindar la información de las acciones que realicen, "y así dar mejores resultados".
Las agresiones. Los hechos más significativos contra elementos de seguridad en 2019 fueron el ataque del 26 de mayo en Zamora, que dejó cuatro policías muertos y nueve lesionados; el del 14 de octubre en Aguililla, que arrojó 13 elementos fallecidos y tres más heridos.
En este año, las agresiones armadas han sido por parte de grupos criminales al servicio de los cárteles Jalisco Nueva Generación (CJNG), Santa Rosa de Lima y otra célula delictiva aún sin especificar.
El 7 de enero se presentó la primera agresión, cuando un grupo fuertemente armado atacó con rifles de alto poder a elementos policiales y de la Guardia Nacional en el municipio de Chinicuila, donde dos oficiales resultaron lesionados sobre la carretera Coalcomán-Aquila, en la parte serrana de Tierra Caliente. Según reportes oficiales, las camionetas del grupo armado tenían las siglas del CJNG.
Un día después, un oficial resultó lesionado y un presunto sicario muerto en el ataque contra elementos de la Policía Michoacán y de la GN en Angahuan, municipio de Uruapan, presuntamente perpetrado por un convoy del CJNG.
Al día siguiente, otro grupo armado atentó contra elementos de la Policía Municipal de Epitacio Huerta, sin que se reportaran civiles u oficiales lesionados, sólo daños materiales en cuatro patrullas y en las instalaciones del cuartel. En esa ocasión, el Cártel de Santa Rosa de Lima se adjudicó el ataque.
El 10 de enero, elementos del Ejército, la GN y Policía Michoacán fueron atacados en la comunidad de La Bocanda, municipio de Tepalcatepec, por integrantes del CJNG, donde las fuerzas estatales y federales detuvieron a ocho personas, y murió una mujer identificada como María Guadalupe López Esquivel, alias "La Catrina". Ella y su grupo presuntamente asesinaron a 13 policías estatales en la tenencia de El Aguaje, municipio de Aguililla, el 14 de octubre del año pasado.
El 18 de enero, otro grupo criminal disparó en Morelia contra agentes estatales, municipales, de la GN y del Ejército. Los uniformados lograron abatir a tres presuntos agresores, fue lesionado un agente y detuvieron a cuatro más en el fraccionamiento Misión del Valle.
El 20 de enero, en otro ataque, dos elementos de la Guardia Nacional y uno de la Policía Michoacán fueron lesionados en el poblado de Tiamba, municipio de Uruapan.
El 23 de enero, elementos de la Policía Ministerial fueron agredidos a tiros por sujetos armados mientras los oficiales realizaban trabajos de investigación en la tenencia de Tiripetío, municipio de Morelia; en esa ocasión no hubo lesionados ni muertos.
Para el 28 de enero, grupos armados agredieron a elementos policiales en tres puntos del estado, donde un oficial resultó lesionado. Los ataques armados fueron perpetrados de manera simultánea en los municipios Copándaro, Huetamo y Salvador Escalante.
Para cerrar el mes, el 31 de enero, sujetos armados dispararon en contra de policías municipales en el Centro de Uruapan, donde el saldo fue de un oficial muerto, dos policías y un civil lesionados y se detuvo a tres de los criminales, entre ellos, Luis Felipe Barragán Ayala, "El Vocho", uno de los líderes del cártel de Los Viagras.


« El Universal »