Nacional Mas Nacional


Aumenta la demanda en INER

Aumenta la demanda en INER
INER

Publicación:20-03-2020
++--

Antes del mediodía había una fila de más de 10 personas intentando entrar a Urgencias

CIUDAD DE MÉXICO.-

Luego de que el coronavirus cobró la vida de un mexicano diagnosticado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) —además de la de una persona sospechosa de padecer Covid-19 y de quien aún se espera confirmación—, se incrementó la afluencia de ciudadanos que buscan hacerse la prueba para saber si tienen la enfermedad.

Antes del mediodía había una fila de más de 10 personas intentando entrar a Urgencias y, como ya es protocolo, se les colocaba gel antibacterial en las manos y un cubrebocas; si ya traían uno, se les pedía cambiarlo por otro nuevo.

Durante un recorrido por las inmediaciones del INER se verificó que había una mayor cantidad de personas, aunque muchas eran familiares de pacientes que acudían a la visita o a dar seguimiento.

Alan Yamil Ramírez Medina, un enfermero de 29 años, fue al INER a pedir que se le aplicara una prueba para detectar el virus. Tenía síntomas, pero lo regresaron a casa.

Alan narra que se vacunó contra la influenza estacional, ya que, por su profesión, cada temporada debe tomar las precauciones correspon-dientes, y aun así se enfermó.

"Me dijeron que no cuentan con la muestra y que para poder hacerme la prueba del Covid-19 no presento toda la sintomatología que debo tener. Que si me faltaba el aire o los labios se me ponían morados, regresara a Urgencias", expresa.

Según su madre, Alan lleva cinco días con fiebre, dolor de cabeza y tos seca. Al notar que su condición comenzaba a empeorar, decidió llevarlo al INER con el fin de que se le aplicara una prueba para determinar si tiene coronavirus.

La preocupación de Maité Medina es que aunque ha seguido el tratamiento con paracetamol, el cual le recetaron para la influenza, a Alan no le baja la fiebre. Luego de que se le negó la prueba en el INER, el enfermero y su madre salieron de a buscar laboratorios privados que pudieran hacérsela.



« El Universal »