Nacional Instituto Nacional Electoral


Acuerda INE blindaje sanitario para elecciones de 2021

Acuerda INE blindaje sanitario para elecciones de 2021


Publicación:07-08-2020
++--

Cubrebocas, caretas, medidas de distanciamiento social, agua y jabón, alcohol en gel, dominarán los trabajos organizativos de las elecciones del próximo año

CIUDAD DE MÉXICO.- El Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó este viernes su Estrategia de Capacitación y Asistencia Electoral para ir al Proceso Electoral Federal (PEF) 2020-2021 con blindaje sanitario que evite o reduzca el riesgo de contagio por la pandemia del virus SARS CoV-2 Covid-19.
Cubrebocas, caretas, medidas de distanciamiento social, agua y jabón, alcohol en gel, dominarán los trabajos organizativos de las elecciones del próximo año, según los protocolos elaborados en consulta con expertos consultados por el INE para la aprobación de su modelo para trabajar, pese al virus.
Las disposiciones avaladas aplicarán especialmente a unos 45 mil de trabajadores del organismo que deberán salir a la calle en los próximos meses para visitar en sus casas a 12 millones de ciudadanos, convencerlos y capacitarlos para la Jornada Electoral, proceso del que se espera resulten entre 1.4 y 1.5 millones de ciudadanos que funjan como funcionarios de casilla.
La decisión de hoy es el primer peldaño de la organización electoral, pues dispone número y criterios para que el INE contrate personal eventual para ser capacitador asistente electoral (CAE) o supervisor electoral (SE), les asigna tareas para casi diez meses, hasta después de la elección, y ahora, también, le marcará protocolos de sanidad.
La legislación electoral establece un modelo en cascada: funcionarios del INE capacitan a los Vocales, éstos a CAES y SE y éstos a ciudadanos que acepten ser funcionarios de casilla para las 164 mil 550 proyectadas, y la Estrategia aprobada marca la ruta para ese proceso.
Además, dado que el personal de base y estructura del INE se reactivará para el PEF, en septiembre próximo, el organismo ha integrado un censo sobre "los padecimientos y condiciones de salud de cada uno" y que marcará el regreso del personal a las actividades presenciales o semi presenciales, cuando así se acuerde. Regresarían a sus tareas, al final, los que presenten condiciones de riesgo a su salud. 
Con la Estrategia se avaló el Modelo Integral de Atención Sanitaria para el PEF (MIAS), con medidas sanitarias a aplicar en cuando menos 15 actividades de la organización electoral, e involucra a personal del INE, consejeros locales y distritales, partidos, candidatos independientes, funcionarios de casilla, observadores y ciudadanos.
Entre otras tareas se cubre el próximo reclutamiento y contratación de CAES y SE –lo que para evitar contagios será en línea y no se admitirán mayores de 60 años- y marca cómo deberán sus visitas a millones de ciudadanos, para reducir riesgo de contagios.
Las visitas domiciliarias deberán ser con equipo de protección personal; para definir las rutas de visita se revisará la semaforización sobre el Covid-19 establecida por las autoridades de Salud; se considerará el nivel de riesgo para ubicar Centros de Capacitación Electoral (CCE), que deberán tener agua y condiciones de sanidad, y se privilegiará la capacitación virtual.
Se estará al tanto por si en algún momento las autoridades suspenden actividades en alguna región o estado; todo SE y CAE tendrá cubrebocas y careta y los ciudadanos, si van al CCE, deberán ir con cubrebocas, en horarios escalonados. 
En los CCE habrá distanciamiento social y "la disposición de las sillas o mesas de escuela, la organización de la circulación de personas y la distribución de espacios en cada CCE debe modificarse en la medida de lo posible" para garantizar "distancia de seguridad", se indica en los documentos avalados.
Los SE y CAEs serán supervisados para evaluar si usan su equipo de protección, mantienen sana distancia, evitan contacto físico, invitan a los ciudadanos a usar su propia pluma, si limpian el celular en caso de requerir firma en dispositivo móvil, si se asean las manos y su salud será monitoreada.


« El Universal »