Monitor Más Monitor


Reino Unido ordenará eliminar todo equipamiento de Huawei

Reino Unido ordenará eliminar todo equipamiento de Huawei
para el 2025

Publicación:13-07-2020
++--

Es un hecho, Reino Unido quiere prescindir de Huawei, y quiere hacerlo cuanto antes.

Como vimos hace unos días nuestro vecino isleño está trabajando para dejar al gigante chino fuera de sus redes 5G antes de terminar lo que queda de este año, un movimiento que, sin embargo, ha suscitado algunas dudas por todas las complicaciones que representa.

Construir una red 5G en Reino Unido sin el equipamiento de Huawei podría tener consecuencias muy serias tanto en materia de costes como de tiempo de despliegue. Esta realidad nos deja un arma de doble filo, ya que Reino Unido podría seguir las recomendaciones de Estados Unidos y dejar fuera a Huawei por tener, supuestamente, vínculos con el gobierno chino, pero al final acabaría teniendo serios problemas para avanzar en su carrera por el 5G.

Todavía no hay nada definitivo en este sentido, pero según las últimas informaciones que hemos visto Reino Unido va muy en serio en su particular cruzada contra Huawei, tanto que el ejecutivo británico podría fijar una fecha límite para eliminar todo el equipamiento de Huawei del país, y la misma quedaría establecida en 2025.

Esta información la dio el Ministro de Cultura de Reino Unido, Oliver Dowden, quien dio a entender, además, que los ministros están de acuerdo en que lo más apropiado es el abandono total de Huawei en un plazo máximo de cinco años.

No es el primer movimiento que toman contra Huawei. El pasado mes de enero se limitó la participación del gigante chino en las redes 5G de Reino Unido a un 35%, y se impidió la utilización de su equipamiento en las partes más importantes por cuestiones de seguridad nacional.

Se comenta que algunos miembros conservadores están presionando al Primer Ministro inglés, Boris Johnson, para que acelere el proceso de eliminación de todo el equipamiento de Huawei a 2023, algo que resultaría bastante complicado, ya que no se trata solo de «quitar cosas», también hay que sustituirlas por otras totalmente funcionales.

Los principales operadores del país, Vodafone y BT, fueron muy claros sobre este tema: necesitan al menos cinco años para completar un proceso de este tipo, un plazo que se incrementa a siete años si quieren evitar que se produzcan interrupciones importantes en la prestación de servicios. Por su parte China ha dicho que este movimiento por parte de Reino Unido envía un mensaje «muy negativo» a las empresas chinas.

 

 

por Isidro Ros 



« Especial »