Monitor Más Monitor


Microsoft recomienda no actualizar a Windows 10 2004

Microsoft recomienda no actualizar a Windows 10 2004
Microsoft tiene un serio problema con las actualizaciones de Windows 10.

Publicación:03-06-2020
++--

Cuesta recordar la última actualización mayor del sistema operativo en la que no hubiera problemas.

Por supuesto, la última propuesta, Windows 10 2004, tampoco se ha librado de unos cuantos. Y es que aunque ayer os contábamos de qué forma puedes actualizar tu sistema operativo (o los de tu empresa) a la última versión, Microsoft ha recomendado a sus usuarios que de momento no fuercen la actualización hasta que desaparezcan todos los problemas.

Que no son precisamente pocos. Y es que pese a que la nueva actualización llega con más de dos semanas de retraso frente a los planes de lanzamiento iniciales, la propia Microsoft ya ha identificado diez grandes errores que lastrarán aún más el despliegue de la nueva compilación. Los comentamos en detalle.

Algunos equipos con drivers Realtek no son capaces de de conectarse a más de un dispositivo Bluetooth y/o desaparece el soporte para el ratón en aplicaciones y juegos que utilizan GameInput Redistributable.

Algunos dispositivos que utilizan más de un adaptador de red Always On, Always Connected, pueden presentar errores y reinicios inesperados.

Habilitar varias tasas de refresco en dispositivos con Intel iGPU puede no funcionar como se espera.

Los usuarios pueden toparse con la famosa «pantalla azul de la muerte» en la actualización de controladores de audio Conexant o Synaptics. También cuando se conectan o desconectan dispositivos a docks externos conectados al equipo en un puerto Thunderbolt.

Sin dejar la «pantalla azul de la muerte» pueden producirse problemas con ciertas versiones de los drivers de Nvidia, especialmente los anteriores a la versión 358.00 de los que soportan monitores y pantallas externas.

Con este panorama Microsoft recomienda a los usuarios que no pulsen sobre el botón «Actualizar ahora» en caso de que se presente la nueva actualización en su bandeja del sistema.

La buena noticia es que desde hace unos meses los usuarios tienen un mayor control sobre las versiones que instala, y cada nueva versión de Windows 10 puede retrasarse con un contador o incluso, ignorarse por completo. El sistema solo se actualizará obligatoriamente cuando la versión esté llegando al final del tiempo de soporte, dentro de año y medio.



« Especial »