Monitor Más Monitor


Mejoran privacidad de sistema de rastreo de Covid-19

Mejoran privacidad de sistema de rastreo de Covid-19
Las oportunidades que se abren para las tecnológicas pueden ser muchas.

Publicación:25-04-2020
++--

Ambas compañías anunciaron mejoras de privacidad a sus sistema de rastreo para detectar posibles casos de contacto entre personas con coronavirus.

Previo al arranque de la primera fase de la plataforma de rastreo rápido interoperable entre smartphones con iOS y Android, que busca notificar a usuarios casi en tiempo real si estuvieron en contacto con un persona infectada con coronavirus a fin de mitigar la propagación, Apple y Google anunciaron una serie de mejoras de privacidad para los usuarios, así como nuevas herramientas para que autoridades o gobiernos creen aplicaciones con esta tecnología de forma más rápida y simple.

En una llamada con medios de comunicación en la que estuvo presente Expansión.mx , representantes de ambas compañías explicaron que luego de dialogar con autoridades, organismos de salud y escuchar las preocupaciones de los usuarios decidieron transparentar y mejorar la privacidad detrás de la tecnología.

Expansión publicó hace unas semanas que la primera fase del proyecto incluye el lanzamiento de una API que permiten la interoperabilidad entre dispositivos Android e iOS. La API le permitirá a autoridades gubernamentales o de salud de cada país crear o agregar a aplicaciones ya existentes la tecnología de tracking y notificación.

Los representantes de ambas compañías reiteraron que las apps no usan el sistema de GPS del equipo, no resguarda información en bases de datos de gobiernos o de las tecnológicas, sino que toda la información estará en manos de los usuarios.

El segundo paso que seguirán las tecnológicas, y sucederá en los próximos meses, es que trabajarán para habilitar una plataforma de rastreo de contactos basada en Bluetooth; esta funcionalidad se implementará en bases de datos más amplias, como las de gobierno y sector salud.

¿Qué es lo nuevo entonces?

Los representantes de Apple y Google explicaron que los cambios a la plataforma vienen en dos sentidos: mejoras de privacidad para los usuarios y mejoras en la funcionalidad, estabilidad y desarrollo de las apps que pueden crear las autoridades.

En el primer punto, las nuevas “llaves de rastreo” que generaba cada dispositivo con las apps ya no serán fijas, es decir, el sistema tendrá la capacidad de crear una llave nueva de forma aleatoria lo que evita que haya forma alguna de rastrear o determinar datos específicos del usuario.

De igual forma, Google y Apple modificarán el tiempo de exposición vía Bluetooth a un máximo de 30 minutos y la metadata enviada por bluetooth estará completamente cifrada a fin de impedir que actores maliciosos o malintencionados intente identificar de qué smartphone viene esa señal.

El segundo cambio que anunciaron las tecnológicas tiene que ver con la forma en que las autoridades podrán tomar el API para construir aplicaciones y la efectividad de las mismas. Entre los cambios más importantes está la posibilidad de detectar el poder de la señal; con esta medición se podrá conocer con mayor precisión la distancia entre posibles sujetos de contagio y otros ciudadanos.

La API ahora también incluirá mejoras en los días o tiempo más específico en el que el evento o posible contacto sucedió, así como un cambio en el código de cifrado- a AES- de toda la información que se maneja.

Tanto Apple como Google hicieron hincapié en que el éxito de esta tecnología dependerá de la confianza que los usuarios tengan en las aplicaciones y subrayaron en varias ocasiones que la tecnología no almacena datos de ubicación ni llaves de rastreo, incluso si el usuario es un caso positivo de coronavirus.

El usuario tendrá el control de “apagar o prender” esta función, así como dar permisos en todo momento. Google y Apple garantizaron que las señales de bluetooth o beacons estarán rotando cada 10 a 20 minutos e hicieron hincapié en que tampoco compartirán información entre las dos tecnológicas (incluso si con casos positivos) y la data no será monetizada de ninguna manera.

Finalmente ambas empresas aseguraron que la herramienta no viene a sustituir ninguna de las otras acciones de gobiernos o instituciones de salud, entre ellas las pruebas clínicas. Simplemente actuará como una plataforma de notificación de posibles contactos de exposición y que podrá ser “apagada a nivel regional” en el momento en que ya no se necesite.



« Especial »