Monitor Más Monitor


Ingeniero de Google podría ir a prisión por 2 años

Ingeniero de Google podría ir a prisión por 2 años
Robó datos de manejo autónomo

Publicación:01-08-2020
++--

El pasado mes de marzo, la compañía le ganó un acuerdo de 179 millones de dólares, lo que provocó que el ingeniero se declarara en bancarrota.

Las autoridades de los Estados Unidos argumentaron que el ingeniero Anthony Levandowski debería pasar 27 meses en prisión, luego de robar secretos comerciales autónomos relacionados con vehículos de Google y desertar a Uber.

Mientras hablaban con un juez antes de la sentencia de Levandowski la semana próxima, los abogados del gobierno dijeron que la sentencia serviría como una lección importante para disuadir la conducta "descarada e impactante" realizada por el ex empleado de Google.

Según los fiscales, Levandowski "robó información patentada que sin duda le habría sido útil". Además, comentaron que quería ser "el salvador" del programa de conducción autónoma de Uber.

"En cierto nivel, eso es lo que las acciones de Levandowski sugieren que quería ser visto como el inventor singular del auto sin conductor, de la misma forma en que se le atribuye a Alexander Graham Bell inventar el teléfono", dijeron.

Levandowski llegó a un acuerdo de declaración de culpabilidad con los fiscales en marzo. Esto ocurrió dos semanas después de que el ingeniero se declaró en bancarrota cuando Google ganó un acuerdo de 179 millones contra él. Como parte del acuerdo de culpabilidad, los fiscales retiraron 32 de 33 cargos. Sin el acuerdo, podría haber enfrentado hasta 10 años de prisión.

En la corte, Levandowski respondió a la acusación, alegando que 12 meses de confinamiento en el hogar y servicio comunitario serían un castigo aceptable. Su abogado, Miles Ehrlich, también dijo que no se encontraron pruebas de que Uber realmente usara ninguno de los secretos comerciales que Levandowski descargó de Google

Por último, Ehrlich agregó que los brotes de coronavirus en las cárceles podrían ser una sentencia de muerte para Levandowski.

por Francisco Velázquez



« Especial »