Monitor Más Monitor


Empleados que trabajan desde casa descuidan ciberseguridad

Empleados que trabajan desde casa descuidan ciberseguridad
La posibilidad que tienen de sufrir ataques y brechas de datos es mayor

Publicación:30-05-2020
++--

La crisis provocada por el coronavirus ha hecho que muchos trabajadores hayan tenido que adoptar el teletrabajo a marchas forzadas.

Y con las plantillas de muchas empresas de todo el mundo desempeñando sus tareas desde caso, la ciberseguridad de las empresas está más amenazada. La posibilidad que tienen de sufrir ataques y brechas de datos es mayor, y la relajación de las medidas de seguridad por parte de muchos de sus empleados no ayuda precisamente a evitarlo.

Sin la supervisión constante de los equipos de TI y de seguridad de información de las empresas, los trabajadores están corriendo más riesgos, tanto al acceder a Internet como al almacenar los datos con los que trabajan. Así ha quedado de manifiesto en el informe The State of Data Loss (El estado de la pérdida de datos) elaborado por los investigadores de la compañía de ciberseguridad Tessian. En él se refleja que el 52% de los empleados cree que puede adoptar comportamientos más arriesgados cuando trabaja desde casa. Por ejemplo, compartir archivos por email en vez de hacerlo por medios más seguros. Y el 48% relaja sus medidas de seguridad.

Algunas de las razones que dan los trabajadores encuestados para no estar siguiendo del todo las mismas prácticas de seguridad de datos que siguen habitualmente figura la necesidad de trabajar con sus propios dispositivos en vez de con otros suministrados por la empresa. También el hecho de que no están vigilados siempre por TI y seguridad, lo que les lleva a creer que pueden correr más riesgos.

En algunos casos, los empleados no están ignorando las prácticas de seguridad a propósito, pero las distracciones inherentes al trabajo desde casa, entre las que están el cuidado de los hijos, el resto de habitantes de la casa y el no tener una mesa preparada como la que tienen en la oficina, influyen en el trabajo de la gente. En otras situaciones, hay empleados que aseguran que se ven forzados a relajar las medidas de seguridad porque están bajo presión para hacer su trabajo con rapidez.

La mitad de todos los que contestaron a la encuesta utilizada para la realización del informe apuntan que tuvieron que buscar alternativas a las políticas de seguridad para poder hacer el trabajo que se les pedía de manera eficaz, sugiriendo en algunos casos que las políticas de seguridad son una barrera demasiado problemática para que los trabajadores que operan desde casa puedan adaptarse a ellas desde dicho punto.

Eso sí, el hecho de tener que buscar alternativas hacer que los empleados puedan estar poniendo a sus empresas en peligro de sufrir ciberataques. Especialmente en estos momentos, cuando los hackers están aumentando sus acciones sobre los teletrabajadores y sus redes domésticas.

Lo que está claro, según Tim Sadler, CEO de Tessian, es que «la gente deja de utilizar las mejores prácticas de ciberseguridad cuando trabaja en remoto y busca alternativas si las políticas de seguridad alteran su productividad en estas condiciones de trabajo. Pero basta con un email enviado a la dirección equivocada, con un archivo de datos almacenado de forma incorrecta o con una contraseña débil para que una empresa se enfrente a una brecha de datos grave que lleven a consecuencias de las reguladoras y a problemas financieros«.



« Especial »