Monitor Más Monitor


Demanda de CPUs para servidores experimentará notable caída

Demanda de CPUs para servidores experimentará notable caída
Se espera una caída notable frente a los datos registrados durante el tercer trimestre de dicho año

Publicación:06-10-2020
++--

Esto tendrá un gran impacto en los envíos de CPUs para servidores durante el cuarto trimestre de 2020.

Intel y AMD tienen pendiente una importante renovación de sus CPUs para servidores, una realidad que ha llevado a los principales jugadores del sector a reducir, de forma significativa, la demanda de procesadores de las generaciones actuales, según indican desde DigiTimes.

Fuentes dentro de la cadena de suministros de Taiwán aseguran que esto tendrá un gran impacto en los envíos de CPUs para servidores durante el cuarto trimestre de 2020, tanto que se espera una caída notable frente a los datos registrados durante el tercer trimestre de dicho año. Como hemos dicho, esa renovación pendiente es la principal causa de dicha caída, pero debemos tener en cuenta que Intel y AMD no se encuentran exactamente en la misma situación.

AMD está preparando la presentación de su nueva arquitectura Zen 3, que será utilizada para dar vida tanto a los nuevos Ryzen serie 5000, dirigidos al mercado de consumo general, como para fabricar las nuevas generaciones de chips Threadripper para el sector HEDT, y también para dar forma a la serie EPYC Milan, orientados al sector profesional (servidores y centros de datos).

La presentación de la arquitectura Zen 3 está prevista para el 8 de octubre, aunque esto no quiere decir que esos nuevos procesadores vayan a estar disponibles a partir de dicha fecha. Lo más probable es que veamos un anuncio con las claves de la arquitectura, y que la disponibilidad de los diferentes procesadores se vaya produciendo en diferentes fases del cuarto trimestre de 2020. Estarán basados en el proceso de 7 nm de TSMC, y mantendrán una arquitectura de tipo MCM (módulo multichip).

Intel, por contra, ha tenido que posponer el lanzamiento de los procesadores Ice Lake-SP, dirigidos al sector profesional. Hace un par de meses vimos su presentación oficial, y su llegada estaba prevista para finales de este año, pero al final esta nueva generación de chips no llegará hasta el primer trimestre de 2021. No es un retraso importante, pero tiene la entidad suficiente como para afectar a la demanda de nuevas CPUs para servidores durante todo lo que queda de año.

Los procesadores Ice Lake-SP de Intel utilizarán un diseño de núcleo monolítico, estarán fabricados en proceso de 10 nm y suman un máximo de 28 núcleos y 56 hilos. En configuraciones de doble socket permiten alcanzar un total de 56 núcleos y 112 hilos. Por su parte, los EPYC Milan de AMD tendrán hasta 64 núcleos y 128 hilos por cada CPU, lo que significa que en configuraciones de doble socket pueden llegar hasta los 128 núcleos y 256 hilos.

por Isidro Ros 



« Especial »