Banner de aplicaciones

Local Estado


Viven odisea usarios del transporte público

Viven odisea usarios del transporte público
Metro.

Publicación:27-04-2020
++--

El servicio parará por un par de horas después de media mañana y se reactivará por la tarde, en horario recortado.

Monterrey N.L.-Las afectaciones por la reducción de operaciones del sistema del transporte público se resintieron desde las primeras horas del día de ayer en los diferentes puntos del área metropolitana.

Tanto el Metro y camiones urbanos “se llevaron de encuentro”, inclusive, a aquellos que tomaron su tiempo para no verse afectados para cuando el transporte público cesara operaciones.

Desde las 5:00 hasta las 9:00 horas, algunos usuarios salieron con anticipación de sus hogares para evitar llegar con retraso a sus labores y actividades esenciales, sin embargo, por la misma falta de unidades, la medida de sana distancia recomendada por las autoridades de salud no fue regulada en los diferentes sistemas de transporte público, causando notables concentraciones de gente.

Tanto vagones del Metro y camiones lucían abarrotados pese a la escasez de usuarios que se ha denotado desde semanas anteriores por la misma cuarentena.

Y aunque el servicio estaba pautado para concluir su turno matutino a las 9:00 horas, algunos usuarios reportaron que desde las 8:00 ya no había algunas unidades transitando como el Transmetro, desamparando a muchos en los parabuses del área metropolitana.

“Yo estoy aquí desde las 8:00 de la mañana por lo mismo, para tomar con tiempo el Transmetro antes de que dejen de pasar, pero ni así fue suficiente porque ya son las 9:10 y nada aún, aquí ya llevamos más de una hora de espera, de plano vamos tarde a nuestros trabajos”, mencionó Benjamín Rivera, quien esperaba el Transmetro unidad Monterreal, en la Avenida Benito Juárez, Escobedo.

De entre las 9:00 a las 16:00, que es el tiempo en el que el transporte público cesa sus actividades para posteriormente reanudar en la tarde, las paradas de camiones lucían en su mayoría vacías, no obstante, en diferentes puntos aún había usuarios que esperaban a las rutas de camiones que habitualmente abordan.

En cuanto al sistema de Metrorrey, durante la mañana los usuarios reportaron vía redes sociales su queja en cuanto a la falta de medidas para evitar la concentración de gente, pues aunque la cantidad de usuarios ha disminuido en los últimos días, este lunes las mismas medidas aplicadas por las autoridades orillaron a muchos a salir a la misma hora con tal de alcanzar el traslado.

Posterior a ello, a partir de las 9:00 sus accesos se encontraban cerrados, lo mismo en le Ecovía, en donde sus estaciones estaban acordonadas y con conos de tránsito para evitar que los ciudadanos entraran.

Por la tarde se arma un caos

Faltando quince minutos para las 16:00 horas, en algunas paradas en el primer cuadro de la ciudad ya se encontraban usuarios a la espera de que se reactivara el transporte urbano, esto bajo el calor del sol y con la incertidumbre de que aun cuando se reanuden los tiempos de paso, todavía los camiones demorarían en llegar hasta el centro.

“Espero la 113 Túnel. Esa ruta sale de por allá en el Paseo del Acueducto (Monterrey), entonces pues, aunque digan que para las cuatro de la tarde ya empiezan a transitar los camiones pues todavía tenemos que esperar hasta que lleguen acá. Le cálculo de unos 30 a 40 minutos para que pase”, mencionó la usuaria Berenice Mendoza, quien esperaba el camión en la Avenida Juárez, en el centro, para dirigirse a su hogar.

Por su parte, en la estación Cuauhtémoc de Metrorrey, las puertas se volvieron a abrir tras suspender actividades por cinco horas, y, por si fuera poco, las aglomeraciones no se hicieron de esperar, pues aproximadamente 30 personas realizaban fila para acceder a la estación.

Al ser la tarjeta MÍA de Metrorrey un método obligatorio para poder usar el Metro, la espera para recargar o adquirir el plástico se prolongó más de lo debido, pues las máquinas dispensadoras de dicha tarjeta no daban abasto para cada usuario, por lo que los guardias de dicha estación optaron porque los usuarios adquirieran un boleto normal para poder despejar el área.

Eventualmente, el flujo dentro de la Estación Cuauhtémoc se vio aglutinado, donde otra vez no se procuró porque los usuarios guardaran la debida distancia, pues el único protocolo de seguridad sanitaria es una botella de gel antibacterial al entrar, además de ser obligatorio el uso de cubrebocas.

Pasando una hora de haberse reactivado el transporte, en los alrededores del parque La Alameda algunos ciudadanos ya se encontraban esperando más de una hora, pues la misma reducción de unidades que pasan por ruta afecta los tiempos de espera, aunado a ello, algunos usuarios todavía sufren de un mal servicio al realizar las paradas a los camiones sin que estos se detengan.




« El Porvenir »