Local Estado


Brinda UCS capacitación policiaca con simuladores

Brinda UCS capacitación policiaca con simuladores
Simulador

Publicación:21-02-2020
++--

La Universidad de Ciencias de la Seguridad cuenta con simuladores virtuales que proporcionan aprendizaje práctico y dinámico

La Universidad de Ciencias de la Seguridad cuenta con simuladores virtuales que proporcionan aprendizaje práctico y dinámico para desarrollar habilidades de conducción y de disparo, poniendo principalmente a prueba su capacidad de reacción ante labores bajo altos niveles de estrés.

Inaugurado el año pasado, el sistema denominado “VirTra”, permite a los cadetes de la UCS una simulación vehicular que pone en práctica las tácticas policiacas en un ambiente recreado virtualmente, mismo que garantiza las porciones y dinamismo como si fuera un vehículo real.

El dispositivo donado por la embajada de los Estados Unidos en México, mediante la Iniciativa Mérida, cuenta con tres pantallas frontales y una trasera, mismas que son controladas por siete computadoras en donde se gestionan diversos escenarios para el alumno puesto a prueba.

Desde calles planas a terrenos rocosos, el usuario del simulador resentirá desde su asiento los movimientos generados con el volante a su control. Asimismo, se verá puesto a prueba en diferentes escenarios.

Capaz de percibir impactos e inclusive afectaciones como si fuera una unidad vehicular real, el cadete es evaluado en cuanto a su capacidad de reacción ante todo tipo de problema.

El Coordinador de la Escuela de Mandos, Rogelio Alejandro Urista Sánchez, destacó que los cadetes son capacitados para llevar a cabo dichas tareas, no obstante, también se adoctrina a aquellos que no cuentan con habilidades de conducción, pese a ello, destacó que no son una escuela de manejo.

“Nos ayuda para cuando el cadete o el policía no sepa manejar, antes de llevárnoslo a la práctica real pasa por el simulador y así evitamos hacer prácticas en vehículos reales, viene gente que no sabe nada y es por eso que es más seguro hacerlo aquí”, señaló.

Una de las acciones principales a evaluar durante las sesiones que los cadetes emprenden en el simulador, es verificar su control de estrés, quienes además de soportar las diferentes adversidades del simulador, son aprueba con los llamados de atención constantes a través de una radio que simula las instrucciones de un comandante.

“Si tú chocas o si te subes a una banqueta o pasas un bordo, la plataforma (el asiento del conductor) se mueve. Los ponemos a prueba con diferentes manejos en diferentes escenarios, modificamos si queremos que sea de día, atardecer o de noche. Además de eso podemos controlar que sea primavera, verano, otoño, o invierno, inclusive podemos gestionar el clima aplicando lluvia, nieve, tormentas o vientos intensos”.

“El vehículo adopta las características del medioambiente que tú le pongas.Si el conductor viene manejando al medio día, pero le pones lluvia o nieve, el vehículo derrapa si no tienes las medidas adecuadas. Ayuda al momento de generar un escenario fuerte para que el cadete baje la velocidad y en automático van asimilándolo para cuando lo vayan a hacer en la vida real”, señaló.

Mencionó que el proceso de evaluación durante una sesión es tomado en cuenta desde que el cadete se monta al simulador; desde que se haya puesto el cinturón, que mueva el asiento a su posición, ajuste los espejos laterales y retrovisores, entre otros.

Las materias de manejo están divididas en dos módulos divididos en un mes cada uno. Dentro del primer mes se ve la parte teórica y un poco de teoría del vehículo, en el segundo mes ya es práctico a través del vehículo real, donde hacen todo lo que son las prácticas, así como el frenado de emergencia y el estacionado, entre otras actividades programadas para ser evaluadas.

 “Para llegar a la parte del simulador primero debe revisar el fundamento legal y jurídico, entonces pasa al lado virtual y luego a la realidad, lo mismo ocurre con el armamento, eso nos ayuda a economizar tiempo, nos ayuda a economizar recursos, y nos va a agilizar y proyectar en una parte pedagógica positiva”, añadió Urista.

SIMULADOR DE TIRO

Similar al servicio de “VirTra”, la UCS cuenta con un simulador de tiro desarrollado por FAAC, también donado por la Iniciativa Mérida.

Es un simulador especial para tiro policiaco, operado por una caja de detección de disparos por medio de laser que da a puntería a donde se tire el gatillo, es puesto a prueba con armas de plástico y armas reales, sin embargo, no se utilizan balas auténticas como tal.

Destacó que lo principal a evaluar en este simulador es la reacción del cadete ante diversos escenarios, contando con simuladores de tiroteos escolares, problemas empresariales, casos de hogar, entre otros, todos relacionados al uso de armas en donde el cadete se ve involucrado a reaccionar.

“Aquí lo que buscamos evaluar no es tanto la puntería, es la toma de decisiones, aquí tenemos diferentes escenarios con problemas domésticos, de tirador activo, prevenciones, patrulla con rehenes y todo tipo de simulaciones”, dijo el Coordinador de la Escuela de Mandos.

El arma cuenta con un láser que al apunta rhacia una pantalla especial percibe la puntería e impacto ejecutado por el cadete. Asimismo, se cuenta con un simulador de arma que cuenta con C02 que permite al usuario sentir retroceso y el peso de un arma real.

De igual forma, el dispositivo cuenta con un simulador físico de disparo de arma, en el que los cadetes son el blanco, esto para poner en práctica las acciones de previsión, sin embargo, el cadete puede llegar a ser impactado por una bala contundente, aunque cabe destacar que no son letales.

“Esto los madura y los centra mucho porque no todo es disparar. Aquí es que vengan a darse cuenta incluso cuando es importante que un policía ceda. Todo aquí se pone a prueba bajo las leyes que deben acatar los policías. Para llegar aquí ya debieron de haber estudiado derechos y leyes que requiere de su conocimiento, es un apartado en el que el alumno ya debe contar con cierto rango de conocimientos especiales”, destacó Urista.

Es así como resaltó que estos simuladores, más allá de funcionar como un método práctico y eficiente de aprendizaje, funciona como un ahorro en magnitud para la UCS, esto dado a que cada dispositivo cuesta alrededor de cinco millones cada uno, evitando así el uso de unidades vehiculares reales, así como también previene de gastos por uso de armamento.




« El Porvenir »