Legal General


Urgen atender leyes vs feminicidios

Urgen atender leyes vs feminicidios
Nuevo León ocupó el primer lugar en feminicidios y llamadas de emergencia sobre abuso sexual

Publicación:06-03-2020
++--

A fin de que vivan en un verdadero Estado de Derecho, especialistas llaman a atender causas estructurales de violencias contra las mujeres.

Por el bien integral de las familias a fin de que vivan en un verdadero Estado de Derecho, ello sin que sean víctimas de la violencia, especialistas llaman a atender causas estructurales de violencias contra las mujeres.

Y es que, a partir de este ejercicio de coordinación para atender violencias contra mujeres, las 7 Puertas Violeta en el área metropolitana de Monterrey atendieron en 2019 a más de 10,000 personas.

Se presentó el Observatorio Ciudadano para la Prevención y Combate de las Violencias contra las Mujeres en Nuevo León, que recopilará información en la materia. 

Así es que ante el ambiente adverso que enfrentan en Nuevo León, caracterizado por altos índices de feminicidios, abuso sexual y violencia de pareja y familiar, es urgente garantizar la igualdad de condiciones y proteger el derecho de las mujeres una vida libre de violencias.

Esta fue una de las principales conclusiones de la asamblea de Impulso Violeta, realizada hoy a convocatoria del Consejo Nuevo León para la Planeación Estratégica, el Instituto Estatal de las Mujeres y la asociación Alternativas Pacíficas, que coordinan este esfuerzo.

Martha Herrera González, Presidenta de la Comisión de Desarrollo Humano del Consejo Nuevo León, destacó que, aunque hay cada vez más atención institucional a mujeres y se ha atendido la emergencia de violencias, falta atender las causas estructurales que las provocan.

“Tenemos movimientos de mujeres, como el paro nacional este 9 de marzo, que se gestan en la sociedad ante la incapacidad de todos nosotros de no lograr acuerdos y de anteponer nuestras propias agendas a costa de agendas ciudadanas”, afirmó.

Impulso Violeta es una plataforma de diálogo, enfocada en crear espacios de colaboración intersectorial para generar información, difundir buenas prácticas, así como proponer mejoras y dar seguimiento a la política pública en materia de combate a las violencias contra las mujeres.

De acuerdo con el informe de enero de 2020, del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Nuevo León ocupó el primer lugar en feminicidios y llamadas de emergencia sobre abuso sexual, y el segundo lugar en violación y llamadas de emergencia sobre violencia de pareja y familiar.

A partir del surgimiento de Impulso Violeta en 2018, antes Grupo impulsor para el combate a las violencias contra las mujeres, se han abierto siete Puertas Violeta en el área metropolitana de Monterrey, que en 2019 atendieron a 10,768 personas, de las cuales 196 fueron trasladas a refugios para proteger sus vidas.

En el evento, las alcaldesas de Guadalupe, Cristina Díaz Salazar, y de General Escobedo, Clara Luz Flores Carrales, expusieron las cifras de atención de las Puertas Violeta instaladas en sus municipios, así como de los servicios adicionales que han brindado a mujeres y sus familias.

Asimismo, la presidenta del Instituto Estatal de las Mujeres, Martha Cecilia Reyes Cruz, presentó las acciones a su cargo realizadas en el último año, que fueron desde la capacitación y orientación hasta la formalización de las unidades de género dentro de la administración pública estatal.

Por ejemplo, el Instituto atendió 25,516 mujeres en diversos rubros en 37 módulos instalados en todo el estado; creó redes de sororidad en municipios con beneficio a 33,178 mujeres; y capacitó a 49,000 personas de todos los sectores en derechos humanos, igualdad, violencia de género.

En la asamblea, la asociación Alternativas Pacíficas presentó el Observatorio Ciudadano para la Prevención y Combate de las Violencias contra las Mujeres en Nuevo León, una herramienta tecnológica de Impulso Violeta, que brindará información útil para la investigación, análisis y atención de las violencias contra la mujer.

Este observatorio ciudadano vendrá acompañado de una (app) que será lanzada a partir de mayo para orientar, prevenir y atender las violencias que sufren las mujeres, además de servicios como un botón de ayuda y un directorio de servicios y de OSC especializadas.

Con la presencia del Cónsul General de Estados Unidos en Monterrey, William H. Duncan, Dafne Gómez, especialista en derechos humanos de USAID, mostró que están apoyando dos proyectos relacionados con el ámbito de Impulso Violeta.

Uno de ellos está enfocado en mejorar intervención de la policía preventiva en incidentes de violencia familiar y mejorar la atención a mujeres víctimas de violencia, investigación y persecución penal, e impulsar la incorporación de una perspectiva de género en las sentencias.

El otro, en detectar violencias que preceden al feminicidio, identificar nuevas formas para atender la violencia de género, capacitar a la sociedad civil en litigio y análisis de información e implementar una campaña de comunicación estratégica sobre violencia de género y feminicidio.

LO QUE SE DEBE DE CUIDAR

Es de subrayar que la ley es muy clara y hay asignaturas a cuidar: ARTÍCULO 21. Violencia Feminicida: Es la forma extrema de violencia de género contra las mujeres, producto de la violación de sus derechos humanos, en los ámbitos público y privado, conformada por el conjunto de conductas misóginas que pueden conllevar impunidad social y del Estado y puede culminar en homicidio y otras formas de muerte violenta de mujeres.

ARTÍCULO 22. Alerta de violencia de género: Es el conjunto de acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida en un territorio determinado, ya sea ejercida por individuos o por la propia comunidad.

ARTÍCULO 23. La alerta de violencia de género contra las mujeres, tendrá como objetivo fundamental garantizar la seguridad de las mismas, el cese de la violencia en su contra y eliminar las desigualdades producidas por una legislación que agravia sus derechos humanos, por lo que se deberá:

Establecer un grupo interinstitucional y multidisciplinario con perspectiva de género que dé el seguimiento respectivo.

Implementar las acciones preventivas, de seguridad y justicia, para enfrentar y abatir la violencia feminicida.

Elaborar reportes especiales sobre la zona y el comportamiento de los indicadores de la violencia contra las mujeres.

Asignar los recursos presupuestales necesarios, para hacer frente a la contingencia de alerta de violencia de género contra las mujeres, y

Hacer del conocimiento público el motivo de la alerta de violencia de género contra las mujeres, y la zona territorial que abarcan las medidas a implementar.

ARTÍCULO 24. La declaratoria de alerta de violencia de género contra las mujeres, se emitirá cuando:

Los delitos del orden común contra la vida, la libertad, la integridad y la seguridad de las mujeres, perturben la paz social en un territorio determinado y la sociedad así lo reclame.

Exista un agravio comparado que impida el ejercicio pleno de los derechos humanos de las mujeres.

Los organismos de derechos humanos a nivel nacional o de las entidades federativas, los organismos de la sociedad civil y/o los organismos internacionales, así lo soliciten.

ARTÍCULO 25. Corresponderá al gobierno federal a través de la Secretaría de Gobernación, declarar la alerta de violencia de género y notificará la declaratoria al Poder Ejecutivo de la entidad federativa de que se trate.

ARTÍCULO 26. Ante la violencia feminicida, el Estado mexicano deberá resarcir el daño conforme a los parámetros establecidos en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos y considerar como reparación:

El derecho a la justicia pronta, expedita e imparcial: Se deben investigar las violaciones a los derechos de las mujeres y sancionar a los responsables;

La rehabilitación: Se debe garantizar la prestación de servicios jurídicos, médicos y psicológicos especializados y gratuitos para la recuperación de las víctimas directas o indirectas.

La satisfacción: Son las medidas que buscan una reparación orientada a la prevención de violaciones. Entre las medidas a adoptar se encuentran:

La aceptación del Estado de su responsabilidad ante el daño causado y su compromiso de repararlo.

La investigación y sanción de los actos de autoridades omisas o negligentes que llevaron la violación de los derechos humanos de las Víctimas a la impunidad.

El diseño e instrumentación de políticas públicas que eviten la comisión de delitos contra las mujeres.

La verificación de los hechos y la publicidad de la verdad. 

“Feminicidio en México designa los asesinatos cometidos contra mujeres dentro de ese país. Según el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio de México, el feminicidio se refiere al asesinato de mujeres por parte de hombres que las matan por el hecho de ser mujeres, motivados por la misoginia y el sexismo”.

“La denuncia de los casos de feminicidio de las mujeres de Ciudad Juárez en 1993, marcaron el precedente en la visibilización de este delito tanto en el ámbito de México como en el ámbito internacional. En noviembre de 2009, la Corte Interamericana de Derechos Humanos dictó el primer fallo internacional sobre feminicidio, responsabilizando al Estado mexicano por la falta de diligencia en las investigaciones relacionadas a la desaparición y asesinato de Claudia Ivette González, Esmeralda Herrera Monreal y Laura Berenice Ramos Monárrez, en el conocido como Caso Campo Algodonero”.

Y es que México fue el primer país en que se propuso la tipificación del delito de feminicidio -se incorpora el delito en el Código Penal Federal en 2012- y es el país en el que más iniciativas se han presentado en esta materia, tanto a nivel nacional como de las entidades federativas.

De enero a diciembre del 2016 se tiene un registro de 1678 jóvenes desaparecidas en México. De la cifra global, 150 son menores de edad.

El Estado de México es uno de los lugares que encabezan las estadísticas de feminicidios en el país. En siete años (de 2006 a 2013), ocurrieron casi 3.000 asesinatos de mujeres. En 2016 ejecutaron a 591 mujeres, además de contar con once municipios con alertas de género.

Otras entidades que van en incremento de ataques mortales a mujeres son: Guerrero, Michoacán, entidad en la que en 2016 se declaró la alerta de género en 14 municipios, seguidos por Chihuahua, Jalisco y Oaxaca.

En el 2019 se tiene registro que en los últimos cinco años, de acuerdo con el reciente informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Justicia, ya van 240 casos de feminicidio, 686 víctimas de asesinato, 113 secuestros y 705 por extorsión contra ellas, cifras que superaron el registro de índice delictivo contra este sector en la administración pasada. 



« Redacción / El Porvenir »