Legal General


Recomiendan mediación para evitar violencia escolar


Publicación:23-01-2020
++--

La mediación puede ser una ruta para prevenir que los estudiantes cometan actos violentos en las escuelas

 

Por un libre ejercicio de derecho a la vida y la estabilidad social, expertos invitan a fomentar la mediación escolar por Ley en los diversos planteles educativos.

Es así que  se ve que una acción violenta en una escuela a cargo de un niño, adolescente y joven es porque –la mayoría de las veces– se sienten solos. Esto lo advirtió la investigadora María Carme Boqué Torremorell en el Primer Coloquio Nacional de Métodos Alternos para la Solución de Controversias.

La mediación puede ser una ruta para prevenir que los estudiantes cometan actos violentos en las escuelas.

Y es que de acuerdo con la investigadora de la Universitat Ramon Llull, María Carme Boqué Torremorell, la mediación es una puerta y un espacio para escuchar lo que siente, lo que le pasa y le preocupa al alumno, tanto en su entorno académico, social y familiar.

“La Mediación, vía para prevenir actos violentos en escuelas”

“Es un espacio de escucha confidencial y que trabaja en alternativas. A través de la mediación yo puedo ver y detectar que el estudiante no está fuerte en sí mismo y que necesita ayuda profesional como el de un psicólogo o un trabajador social, dependiendo de la situación”, puntualizó la especialista de España.

Para Boqué Torremorell, un alumno que comete un acto violento en su escuela, es porque se debió haber sentido demasiado solo.

“Un joven que comete un acto violento en la escuela; yo siempre digo que éste lo pudo haber hecho en la escuela, en el barrio, en la discoteca o donde fuese, ya que no hubo nadie que fuese capaz de acompañarle, frenarle y que estuviera al tanto de lo que le pasaba”, argumentó.

“¿Qué es la mediación?, Es una forma de resolver conflictos entre dos o más personas. Éstas se reúnen con un mediador para tratar de llegar a un acuerdo”.

“¿Cómo ayuda la mediación en el ámbito educativo?, Al docente le ayuda para conocer las necesidades del alumno”.

Por ejemplo, si un joven le dice al profesor que no es muy social y necesita estrategias para hacer amistades, el profesor que es mediador forma un círculo protector hacia el joven, en donde se habla con dos compañeros de clase para que lo acompañen en el trayecto a la escuela; con otros dos para que convivan con él en el recreo y otros dos para que lo visiten el fin de semana.

“¿Cómo implementar la mediación en la familia del estudiante?, Cuando la familia del alumno tiene muchos problemas y son citados a la escuela para hablar con ellos, generalemente lo niegan todo, por el temor de ser juzgados o culpados por la situación por la que pasa su hijo en el plantel educativo”.

Dijo que la mediación, vía para prevenir actos violentos en escuelas.

“Aquí primero el profesor tendría que hacer una premediación con los papás, para que se den cuenta que los escuchas y que tu intención no es criticarlos o confrontarlos.

 

“Si me llega un padre de familia para contarme todos sus problemas económicos, familiares y laborales por los que pasa, pero yo lo cité porque su hijo rompió un cristal, lo primero que hago es comprenderlo y ponerme en sus zapatos. Después, le hago ver que nos centraremos primordialmente en lo que hizo su hijo y buscar las razones del por qué rompió el cristal del aula. Si llegamos a una solución de esta problemática, después podemos buscar solución a lo demás”, detalló.

Y es que la doctora de la Universitat Ramon Llull, María Carme Boqué Torremorell, participó en el Primer Coloquio Nacional de Métodos Alternos para la Solución de Controversias, realizado en la Preparatoria 7 de la Universidad Autónoma de Nuevo León. En él presentó su ponencia “Resolver conflictos pacíficamente en la familia, en el centro docente y en el mundo”.

Estamos acostumbrados a que sea un tercero quien resuelva nuestros conflictos: un juez, la dirección de una escuela o institución, los padres en las peleas de los hijos, etcétera. Un tercero decide quién tiene razón y siempre hay un ganador y un perdedor.

La mediación es un procedimiento de resolución de conflictos donde el tercero, neutral, que no tiene poder sobre los disputantes, ayuda a que éstos, en forma cooperativa, encuentren una solución a su disputa.

El mediador o tercero neutral será el encargado de crear un clima de colaboración, de reducir la hostilidad y de conducir el proceso a su objetivo.

Los disputantes intervienen negociando según sus necesidades e intereses y mantienen el control de la controversia; son protagonistas en la solución del conflicto.

Este procedimiento resalta la responsabilidad de los participantes en la toma de decisiones que influyen en su futuro, por lo tanto, constituye un proceso que confiere autoridad a cada uno de los protagonistas.

El mediador será simplemente un asistente o facilitador de la comunicación entre ellos.

La mediación resulta especialmente interesante en contextos donde los involucrados en el conflicto mantienen un vínculo continuo, ya que permite restablecer la comunicación entre quienes seguirán relacionados en el futuro.

Supongamos que dos hermanas se pelean por una naranja. Un juez solucionaría esta discusión partiéndola por la mitad.

El mediador tratará de averiguar para qué necesita cada una de ellas la naranja. Si una la necesita para sacarle jugo y la otra para hacer dulce, probablemente la forma en que la dividirán será diferente.

Una le sacará el jugo a toda la naranja y la otra hermana rallará la cáscara de la naranja completa.

Ambas ganan. Las partes deciden cómo resolver el conflicto y se tienen en cuenta los intereses de quienes se encuentran enfrentados.

Se dice que la mediación es un método alternativo de resolución de conflictos, aunque existe una  corriente de opinión que lo llama método adecuado, ya que sólo de esta forma el conflicto se resuelve.

La experiencia demuestra que cuando son las partes las que deciden la solución, existen mayores posibilidades de cumplimiento.

Históricamente existían personas que por su posición social o religiosa cumplían la función de mediador o facilitador en la resolución de los conflictos.

Hoy, la vida moderna nos lleva a retomar una figura que si bien existía desde que había tres o más personas sobre la Tierra, ha vuelto a surgir adaptada a esta nueva realidad social, recreada, y perfilada como una nueva profesión: el mediador profesional.

Algunos mediadores comparten algunos principios que se han definido en forma sistemática.

“La mediación como proceso tiene etapas bien definidas, que comprenden el uso de técnicas para lograr ciertos objetivos”.



« El Porvenir/ Alberto Cantú »