Legal General


Hereda el derecho por su padre

Hereda el derecho por su padre
José Manuel Delgado Dávila

Publicación:02-03-2020
++--

Proviene de una familia de abogados, dedicada por completo a la búsqueda del bienestar social, ya que combinan su profesión con el desarrollo político

Sin lugar a dudas, por el gran amor y admiración hacia su padre, sus buenos consejos y porque también fue un gran jurista y político, es por lo que José Manuel Delgado Dávila, opta por estudiar Derecho.

Delgado Dávila proviene de una familia de abogados, dedicada por completo a la búsqueda del bienestar social, ya que combinan su profesión con el desarrollo político; una y otra cosa habrían de invitar al profesionista a estudiar la carrera de Derecho.

Es así como aún sin estudiar la carrera, nuestro jurista ya practicaba el oficio, ello en sinergia con su padre, y ya fuese desde diligencias, hasta mandados, que fue como comenzó a aprender el trabajo.

José Manuel Delgado Dávila nace un 5 de Octubre de 1971, egresa de la UANL, de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, Generación 88 a 93 con acentuación en Tesis en Derecho Procesal y con especialización en Derecho Procesal.

Es importante subrayar que el licenciado Delgado Dávila no ha sido solamente un jurista, pues ha ejercido su profesión como litigante en empresas, ya que por 13 años trabajó en Cemex (Cementos Mexicanos), fue el jurídico de México,desempeñando el cargo de Coordinador Regional Jurídico y Coordinador Nacional de programa Cero.

Además, durante 2 años fue el Sub-secretario de Políticas y Alianzas del PRD Nacional, con base en México.

A corta edad, el empresario y profesional de la abogacía tuvo que asumir la responsabilidad del seno familiar, ya que su padre se adelantó en el camino cuando él apenas era un adolescente.

Pero con respecto a su visión en la carrera y como habría de asumir esta visión laboral y profesional, el mismo nos describe cómo fue su vida legal.

“Siempre me gustó el derecho, pero para explicarte nos tenemos que remontar a hace muchos años, con la primera constancia que puedo decir que fue cuando tenía 11 años, en 1983, ya para entonces estaba definido que quería estudiar derecho”.

“El amor a mi padre; mi papá ya falleció, el Licenciado Delgado Valero, igual egresado de la UANL, el verlo a el día a día y conocer su trabajo, al ser muy apegado a él desde muy joven con 10 u 11 años, lo acompañaba a sus citas y reuniones de trabajo y todo lo relacionado con el desarrollo profesional de su trabajo”.

Además de ello su padre trabajó en el Municipio de Monterrey como servidor público y después como abogado postulante, litigante y demás cargos en la función pública, lo que al jurista le daba más el gusto por seguir sus pasos.

“De mi padre aprendí mucho de la carrera, nunca fui el más brillante de los estudiantes, pero si podía presumir que tenía un asesor de cabecera en mi casa, que fue mi papá, siempre teníamos el consejo que nos daba de día a día de cómo manejarse, como dirigirse y el hecho de ser honesto, respetuoso con la gente, clientes y con las personas, yo creo que eso va formando el carácter y la forma de ser de cada uno”.

Dicho ello, para Delgado Dávila la carrera implicaba estar en constante aprendizaje y cada vez más conocer mejor la profesión. 

“Siempre manejó muy bien la carrera mi papá, y de ahí mi amor hacia la profesión, la carrera profesional fue seguir hacia adelante, él tenía empleos desde que escribía en periódicos, trabajaba para el municipio de Monterrey y en el de San Nicolás y lo combinaba con el desarrollo del ejercicio libre de su profesión y ahí es donde lo acompaño y lo veo, e inclusive la función, la tarea del abogado, yo la vi primeramente en la práctica antes que en los libros y en la escuela. No fui el más brillante en calificaciones, pero para cuando terminamos la carrera creo que tenía el doble de colmillo que la mitad de mis compañeros.

Es así como ve y así recomienda a los colegas a que siempre combinen la teoría con la práctica y se hagan así mismos en la profesión. 

“Es muy recomendable, yo creo que el éxito de los profesionistas radica precisamente en la práctica y mucho te habla de lo bien renqueada, en un caso conocido la Facultad de Medicina, que todo mundo conoce, ahí a muy temprana edad y a inicios del semestre empiezan a ver la teoría con la práctica, en el caso de nuestra carrera lo veo de igual manera y no siempre es así, hay que reconocer que muchos compañeros se dedican a llevar su carrera muy pegado a los libros, sin trabajar o empezar a ver su desarrollo en la práctica, entonces yo recomiendo mucho el hecho de que las futuras generaciones les metan un poquito más”.

“A lo mejor hasta que se les obligue a ir tomando prácticas y laboratorios y cumplir con horas de trabajo en instituciones y que se salgan de las aulas”.

La meta del jurista, cita, es la de siempre ir por más, y es así como ha tratado de hacerlo en cada paso, no claudicar ante las adversidades y emprender nuevas rutas de aprendizaje. 

“Para aquel entonces de la escuela yo ya trabajaba con un despacho de abogados, ya trabajábamos con un despacho de abogados, en este caso es Jorge Cavazos y Jorge Cavazos Manrique, quienes tenían ya muchos años de práctica y me los recomiendan a efecto de liberar mi servicio social y prácticasprofesionales, que era algo que ya traía. Más que aprender fui combinando entre lo que yo ya sabía y les podía ayudar y dar todo lo que aprendí con ese año que estuve trabajando con ellos, para después trabajar otra vez con mi papá ya con la carrera terminada ahí en su oficina”.

“La mayoría de los asuntos que llevábamos eran asuntos mercantiles, todo lo que es título de operaciones de crédito, cobranza y muy apegado a lo que era cartera y recuperación de cartera, contratos, asuntos viales, familiares, escrituraciones, todas las áreas del derecho las manejaban, pero digamos que en un 80/20por ciento, el ochenta lo hacía asuntos mercantiles, se me daba más esa parte del derecho.

Lo que pasa es que para cuando, en el caso mío cuando empiezas a trabajar a los 18 años antes de terminar una carrera, es muy difícil que alguien te de un asunto civil, son recuperación de un terreno y es difícil que te den divorcio o asuntos de escrituración o un intestado o juicio testamentario, entonces lo más fácil que tú puedes agarrar es recuperación de cartera, la más difícil, siempre te van a dar la más difícil y más manoseada”.

“Al principio tu traes a esas edades todo el ímpetu y ganas y empiezas a no estar tan pegado a la cobranza, te vas más a veces por el yo demando y termino el juicio y a ver qué pasa, piensas que lo vas a ganar tarde o temprano y a esas edades no, vas y tocas y tocas y vigilas y checas hasta que das con él y cobras la cuenta”.

“Si algo yo le puedo recomendar a los postulantes de derecho jóvenes es que agarren lo que sea manoseado o no y esto les va ir abriendo puertas, a mí me abrió puertas, cuando fallece mi papá, tená19 años, entonces de forma automática tuve que seguir adelante con lo que ya tenía y con lo que yo ya venía haciendo, entonces agarraba lo que sea fuera fácil o difícil”.

“El hecho de arreglar un asunto más complicado o que los demás no agarran o no resuelven inmediatamente te hace ganar un cliente”.

La carrera para Delgado Dávila no fue un paseo por el parque, pues tuvo que madurar de golpe, ello ante la pérdida de su padre, situación que lo invitaba a mejorar en todos los aspectos, hasta ser un mejor comerciante y vender hamburguesas y tacos. 

“Soy una combinación de abogado, digamos muy movido y abogado comerciante desde los 8 o 10 años, he experimentado el comercio desde venta de empanadas o tacos en la calle por propio gusto, hasta tener 2 puestos de hamburguesas con los cuales, al último y después de que falleció mi papá nos dio para comer, llevar a cabo la carrera y construir oficinas, ahí hubo esa combinación, entonces llegado el momento y cuando te das cuenta que tienes que ejercer tu carrera pues fue dos o tres veces más pesado por la escuela, el negocio de hamburguesas y tacos en sociedad con mis hermanos y la litigada”.

“He llevado un circo de tres o cuatro pistas. Además, tenía a mis amigos, que uno no los suelta, esta carrera te da de muchas amistades y relaciones y no lo puedes… y sí, teníamos un negocio de tacos y hamburguesas cuando el fallece, bendito dios teníamos lago trabajado, si nos agarra sin tener este ingreso fijo o algo así, yo creo que, si hubiéramos batallado más, ya para cuando el fallece ya teníamos un negocio y de ahí le seguimos, posteriormente pusimos el otro y cuando ya el despacho, a mí y a mi hermano nos dio lo suficiente y más de lo que ganábamos en los tacos, tomamos la decisión de dejar el negocio de los tacos para meternos de lleno a lo nuestro”.

Los puestos de comidas los tenían, uno en casa de sus papás y el otro en la Liga Pequeña Mitras, donde jugué béisbol desde los 8 hasta los 18 años.

Así es que yafuera que una vez vendiera empanadas cuandoniño  o bien vendiera un montón de dulces, hasta tactos y hamburguesas, para llevar dinero al hogar.

“El gusto del negocio se nos dio con nuestros tíos,cuando empezaron a comprarnos y a mi hermano y a mí nos gustó el tema y al día siguiente le dijimos a mi mamá que esto me gustó y que quiero vender y nos vinimos al Mercado Juárez y compramos chicles canel´s, de esos que se despegaban y así empezamos”.

“El negocio se nos fue dando de forma natural, y cuando vino el frío mi mamá preparó empanadas y hojarascas, y en el verano fue cambiarlo a taquitos y esto terminó en un puesto de hamburguesas y después otro en la liga mitras, todo fue pasito a pasito”.

“Fíjate que vivimos en la Colonia Emiliano Zapata, en la división entre Cumbres y Zapata y Burócratas y Los Altos, y todas estas colonias, ahí nacimos, por ahí pasaba la ruta 23, todavía en frente de la clínica de los trabajadores del municipio de Monterrey”.

Es por ello que con una gran pasión en su ser se siente orgulloso de su carrera, una profesión que le da la oportunidad de ayudar a la gente y hacerse así mismo.

“Mi carrera es muy bonita, es una carrera que te da muchas amistades y satisfacciones y te permite ayudar constantemente, porque hay mucho trabajo altruista que hacemos, es mentira eso de que uno no deja de hacer su servicio social, así decimos nosotros, que ese asunto no lo vuelvo a ver como diciendo yo no voy a ganar nada o al menos yo en lo personal pienso que siempre hay cosas que puedes hacer o tramites que puedes ayudar, orientación que puedes dar, asesoría que puedes dar, el coucheo”.

“Hoy por hoy te puedo decir que asesoría y más y que raro que se cobre pues siempre se les da”.

Tablita 

Nombre:José Manuel Delgado Dávila.

Fecha de Nacimiento:5 de octubre de 1971.

Padres: (+) Juan Delgado Valero y Ana María Dávila Martínez, maestra.

Hermanos: Ilusión, Juan Ángel, Encanto y Jesús Ernesto Delgado Dávila.

Esposa: Maricela Mata.

Hijos: María José, Manuel y Mateo Delgado Mata.

-Es egresado de la UANL de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, de la Generación 88 a 93 con acentuación en Tesis en Derecho Procesal y con especialización en Derecho Procesal.



« Redacción / El Porvenir »