Legal General


Fortalecen derecho desde la academia

Fortalecen derecho desde la academia
La FACDYC así como organismos nacionales y mundiales de protección a refugiados, firmaron un convenio.

Publicación:26-02-2020
++--

En pro de mejorar el estado de derecho y la aplicación de los derechos, la FACDYC es ya el epicentro de estudio y defensa de migrantes.

Por ello, la Facultad de Derecho y Criminología (FACDYC) así como organismos nacionales y mundiales de protección a refugiados, firmaron un convenio para fortalecer el derecho migratorio, la clínica jurídica y la asesoría en el otorgamiento de estatus de refugiado a migrantes.

Y es que la Facultad de Derecho y Criminología de la Universidad Autónoma de Nuevo León, es un epicentro de estudios sobre el derecho migratorio y la asesoraría a migrantes en búsqueda de su reconocimiento como refugiados en la región.

Para trabajar en ello, la facultad signó un convenio de colaboración con la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR).

El Director de la Facultad, Óscar Lugo Serrato, comentó que este convenio servirá para la impartición del derecho migratorio en los alumnos y para que el Estado cuente con más expertos en los temas de asesorías a migrantes.

“Es fortalecer las acciones que tiene la clínica jurídica y vincular al ACNUR Y COMAR con la UANL, pues tenemos presencia en el noreste de México, y ser un centro de atención a migrantes”, mencionó.

Con ello se dice que desde hacesemanas se celebró una rúbrica similar entre la FACDYC-UANL, la Secretaría de Desarrollo Social de Nuevo León y el Instituto Nacional de Migración.

Y es que, desde hace dos años la Universidad brinda asesoría a migrantes a través de la Clínica Jurídica Migratoria, la cual ha atendido a más de 200 casos. Con este servicio, más de 50 estudiantes han desarrollado lo que aprenden en las aulas de la facultad.

El Representante en México de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Mark Manly, destacó que –con el convenio– buscan tres cosas.

“Fortalecer la docencia y la clínica jurídica en la FACDYC y asegurar que las personas que tienen necesidades de protección internacional reciban asesoría para solicitar la condición de refugiado”, advirtió.

Cifras de la COMAR y el Instituto Nacional de Migraciones

Señalan que 70 mil 400 personas solicitaron la condición de refugiados en 2019.

Al menos 2 mil 500 personas han recibido asesoría en la oficina de la ACNUR de Monterrey en el último año.

Nacionalidades.

Hondureños, salvadoreños, cubanos, venezolanos, haitianos, guatemaltecos y nicaragüenses son la mayoría de los solicitantes.

Los refugiados son personas que salieron de sus países a raíz de la situación de violencia y persecución. Su deseo es quedarse en México.

Según Mark Manly, el reconocimiento de refugiados es un proceso ordenado de inserción económica y social en el país que ha crecido en los últimos dos años.

Por su parte el Coordinador General de COMAR, Andrés Alfonso Ramírez Silva, explicó el proceso del otorgamiento del reconocimiento como refugiado que hacen con los migrantes.

“El estatus o condición de refugiado no se otorga ni es una dádiva ni es fruto de la magnanimidad de nadie. Es un reconocimiento. Ya existe como refugiado, nosotros como autoridades tenemos que reconocer a esta persona para que tenga esa condición”.

En este tema Andrés Alfonso Ramírez Silva, Coordinador General de COMAR dijo: “A todos los migrantes se les registra y hace una entrevista básica, luego se les cita para una entrevista a profundidad y tras hacer un análisis a fondo con el país de origen, se resuelve si reúne los requisitos de refugiado. Tarda 45 días o en caso necesario 90 días”.

CONCIENTIZAN SOBRE IDENTIDAD Y EL DERECHO

En otro orden de ideas, se sumó el arte latinoamericano está cargado de política; comentó Rocío Cárdenas en su charla introspectiva sobre las vanguardias.

Donde Carlos Lenin y Jesús Torres exhortaron a los alumnos a explorar el cine de América Latina y buscar su identidad como parte del derecho.

Y es que con un repaso por las vanguardias artísticas latinoamericanas, la investigadora Rocío Cárdenas reflexionó en torno al arte latinoamericano actual en el Auditorio E de la Facultad de Artes Visuales (FAV) de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

“Arte latinoamericano: escenarios, memorias, anhelos de lugar” fue una charla como extensión de la Cátedra Fernando Botero, que recién inauguró la UANL en el Colegio Civil Centro Cultural Universitario.

La artista chilena multipremiadaMonLaferte se plantó con una leyenda en su pecho en la entrega del Grammy Latino. En 1979, su compatriota, el artista Elías Adasme, realizó la misma acción.

Con este ejemplo, Cárdenas señaló que el arte latinoamericano sigue cargado de elementos políticos.

Repasó aquel Manifiesto Antropofágico brasileño, vanguardia asimilaba vanguardias europeas a través del filtro de las raíces africanas. La intención era enriquecer la cultura y las artes de su tiempo.

La aparición de espacios como revistas independientes, permitió a los artistas de la Patria Grande a replantearse la realidad y buscar alternativas.

“Si hay algo que rescatar de estas vanguardias (Manifiesto Antropofágico) es la posibilidad de escribir, tener un medio, decidir qué decir.

“Las vanguardias en América Latina o el concepto de neo vanguardias tienen características muy importantes, en el hecho de la apropiación de nuestros territorios, que van a ser muy diferentes a lo que se concebía en Europa.

“La expresión contracultural, el hecho de contar con un manifiesto con idea específica sobre la creación, también van a ser herramientas importantes para destacar en los momentos en que los artistas se unen para escribir manifiestos, para producir obras y cuestionar lo que eran los cánones europeos sobre las cuestiones estéticas”, señaló Cárdenas.

 



« Redacción / El Porvenir »