Justicia Más Justicia


Sentencian a secuestradores


Publicación:07-02-2020
++--

La víctima era un repartidor de pollos asados a domicilio, quien presuntamente se dedicaba a distribuir droga en Santiago.

Una pena corporal conjunta superior a los 65 años de prisión, será la que pasarán dos miembros del crimen organizado, por participar en el secuestro de un joven en el municipio de Santiago.

Cada uno de los criminales fue condenado a pasar 33 años de cárcel en el Penal de Apodaca, después de que un juez dictó sentencia condenatoria en contra de cada uno de ellos.

Otros integrantes de la misma banda ya habían sido condenados, pero estos últimos se habían amparado, al considerar que el juez no había aplicado el protocolo correcto en el desahogo de pruebas.

La víctima era un repartidor de pollos asados a domicilio, quien presuntamente se dedicaba a distribuir droga en Santiago.
Uno de los sentenciados fue identificado como José Homero Pérez Cedillo, de 37 años, quien dijo trabajar como ecotaxista.

Mientras que el segundo de los implicados, fue identificado como Alejandro Antonio López Rocha, de 46, quien trabajaba como soldador.

Mientras que sus cómplices que ya habían sido sentenciados, fueron identificados como Jesús Manuel Jiménez Silva, José Santos Méndez López, alias "El Titus"; y Josué Osvaldo Mejía Garza.

Todos ellos fueron sentenciados por el Juez Primero Penal del Estado, donde se llevan casos del sistema tradicional escrito.

Los implicados fueron detenidos el pasado 12 de junio del 2010 a las 21:30 horas, por personal de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Los soldados patrullaban por la calle Refugio, hacia Avenida Acueducto, en la Colonia El Uro, en Santiago, donde se encontraron una camioneta Ford Lobo azul con los vidrio abiertos.
Desde adentro, un hombre les hizo señas con las manos y les gritó que estaba secuestrado, y lo custodiaban Jiménez Silva, Méndez López y Mejía Garza, quienes portaban armas largas y traían balas de grueso calibre.
Atrás de la camioneta estaba una Honda CRV, y el asiento del conductor López Rocha, y en el lugar del acompañante Pérez Cedillo, también con fusiles de asalto.
Todos intentaron huir, pero fueron rodeados por los militares y los detuvieron.

Además del secuestro, también fueron acusados en el fuero federal por portación de las armas y posesión de balas.



« Redacción »