Justicia Muertes


Mata comerciante a extorsionador

Mata comerciante a extorsionador
Lugar de los hechos.

Publicación:18-10-2020
++--

La Fiscalía General de Justicia del Estado, informó que en el lugar se logró la detención de la persona que abatió al presunto delincuente.

Un taxista de la empresa TOTSA que brinda servicio al Aeropuerto Internacional de Monterrey fue asesinado de varios balazos después de que intentó extorsionar a un comerciante, en Apodaca.

El ahora occiso se identificó como integrante de un grupo de la delincuencia organizada para exigir el "cobro de piso", pero uno de los empleados del negocio le disparó en dos ocasiones causándole la muerte.

La Fiscalía General de Justicia del Estado, informó que en el lugar se logró la detención de la persona que abatió al presunto delincuente.

Pero no se descarta que este pueda ser liberado por actuar en defensa propia.

Aunque cuentan con un posible nombre del ahora occiso, el cual venía plasmado en su Gafete de Totsa, la autoridad esperará verificarlo antes de hacerlo oficial.

El ahora occiso es un hombre de unos 35 años de edad, complexión regular, estatura alta, moreno, cabello corto y vestía el uniforme de la empresa de taxis.

Mencionaron que este llegó en un automóvil Nissan Versa color blanco, con logotipos de la empresa TOTSA, que brinda servicio de taxis en el aeropuerto.

El crimen se cometióen el negocio "Pollo y Carnes La Subida", ubicado sobre la calle Vito Alecio Robles, en la Colonia Moisés Sáenz.

Mientras que el empleado que disparó fue identificado solo con el apellido de Montserrat, de 36 años, quien fue detenido y puesto a disposición del Ministerio Público.

Según los datos recabados por las autoridades, el sujeto llegó identificándose como integrante del Cartel del Noreste.

Mencionaron que les exigió el pago de dos mil pesos semanales, a cambio de dejarlos trabajar o de lo contrario vendrían asesinarlos.

Dijo que incluso realizó llamadas con su teléfono a un supuesto líder del grupo criminal, quien le contestó que si no le daban el dinero los asesinaría.

En ese momento Monserrat sacó una pistola calibre .22que tenía para defenderse, y disparó en dos ocasiones contra el presunto extorsionador.

El sospechoso se desplomó sobre el piso, mientras que el dueño del local llamó a las autoridades.

A pesar de la movilización de una unidad de Protección Civil, el hombre ya estaba sin signos vitales.




« El Porvenir »