Justicia Muertes


Investigan a policías por muerte

Investigan a policías por muerte
Lugar de los hechos.

Publicación:05-05-2020
++--

La Fiscalía General de Justicia del Estado, informó que se inició una carpeta de investigación, para poder deslindar responsabilidades.

Dos elementos de la Secretaria de Seguridad Pública de Pesquería se encuentran bajo investigación, después de haber abatido a un joven, en un predio de la colonia Lomas de San Martín.

El cuerpo de la víctima ya fue identificado por sus familiares, quienes piden que se investiguen los hechos, pues existe la sospecha que los uniformados le sembraron un arma para inculparlo.

La Fiscalía General de Justicia del Estado, informó que se inició una carpeta de investigación, para poder deslindar responsabilidades.

Indicando que las pruebas de rodisonato de sodio determinara, si existían residuos de pólvora en las manos de la víctima.

Los policías aseguraron su declaración, que ellos dispararon en defensa propia, cuando el ahora occiso les disparo primero.

Las autoridades estatales indicaron que dos policías de dicha corporación, están retenidos y bajo investigación.

Sin embargo, hasta este momento no han revelado sus identidades.

Mientras que el ahora occiso se llamaba Gerson Asael Carreón Cruz, de 20 años, de quien no se precisó su oficio o actividades.

Los hechos se registraron el pasado domingo, cuando los policías atendían un reporte de personas armadas en dicho sector.

Según los informes oficiales, cuando llegaron al cruce de Milán y Tuscania, de la Colonia Lomas de San Martín, en Pesquería, se encontraron con el ahora occiso, quien supuestamente les disparó con una pistola.

Los policías repelieron la agresión y detonaron sus armas contra el sospechoso, a quien hirieron en el estómago, provocándole la muerte en forma instantánea.

Los policías mencionaron que el ahora occiso portaba una pistola tipo escuadra, que se quedó en una de sus manos.

Sera en las próximas horas, cuando se resolverá su situación jurídica, de los uniformados.




« El Porvenir »