Justicia Violencia Familiar


Intentan ejecutar a joven en Cadereyta

Intentan ejecutar a joven en Cadereyta


Publicación:22-05-2020
++--

Los hechos se registraron frente a un domicilio ubicado en la calle Sicomoro, en la colonia Los Alberos en Cadereyta.

Monterrey N.L.- Dos sicarios que viajaban en un vehículo de alquiler, intentaron ejecutar a un joven, cuando caminaba por calles de la colonia Los Alberos en Cadereyta.

Las autoridades mencionaron que al lesionado le encontraron diversas dosis de sustancias prohibidas, por lo cual, relacionaron el ataque con la Delincuencia Organizada.

La Fiscalía General de Justicia del Estado, informó que posiblemente, los pistoleros eran personas inexpertas en el uso de armamento.

Los hechos se registraron frente a un domicilio ubicado en la calle Sicomoro, en la colonia Los Alberos en Cadereyta.

El lesionado es una persona de unos 22 años de edad, quien ya se encuentra identificado, pero las autoridades se reservaron sus generales.

Testigos de los hechos mencionaron que el presunto distribuidor, salía de su domicilio, fue sorprendido por los pistoleros.

Al parecer, los delincuentes habían estado esperando a que saliera la víctima, quien estaba previamente ubicado e identificado.

Mencionaron que los sujetos eran jóvenes con aspecto de pandilleros.

Apenas había salido el afectado de su vivienda, cuando se escucharon unas cinco detonaciones de arma de fuego.

El afectado al sentir que su cuerpo era penetrado por una de las balas, decido tirarse al suelo, para simular que estaba sin vida.

Pensado que habían cumplido con su objetivo, los sicarios emprendieron la huida.

Fueron los vecinos de la colonia Los Alberos, quienes llamaron a las autoridades, llegando unidades de la policía preventiva y Protección Civil.

Los brigadistas mencionaron que la víctima recibió al menos un balazo en el brazo izquierdo y fue llevada en un auto particular a la Clínica San Andrés, ubicada cerca de la zona.

A pesar del despliegue policiaco, no fue posible dar con los responsables.



« El Porvenir »