Banner de aplicaciones

Justicia Más Justicia


Fuego provoca daños materiales


Publicación:31-01-2020
++--

Durante a las acciones tres vehículos que estaban sin funcionar, fueron consumidos por el fuego

Un grupo de 130 trabajadores de una empresa de municipio de Apodaca, fueron evacuados, al registrarse el incendio de tres tejabanes que estaban ubicados a un costado de sus instalaciones.

Durante a las acciones tres vehículos que estaban sin funcionar, fueron consumidos por el fuego.

Al parecer fue un corto circuito lo que originó el siniestro, que dejo además a tres familias en su hogar, al ser consumidas todas sus pertenencias.

Protección Civil de Apodaca, informó que los hechos se registraron en predio irregular, ubicado a la altura del cruce de Vía Monterrey-Tampico y Autopista al Aeropuerto.

Mencionaron que los afectados son los trabajadores de la empresa Dana de México S.A. de C.V., ubicado en dicha localidad.

Los guardias de seguridad de la empresa, mencionaron que hasta la caseta de acceso al lugar, llegó una mujer que radicaba en la zona de los tejabanes.

Explicó que se estaba quemando su casa y le pidió ayuda.

Uno de los guardias acudió al sitio ubicado a unos 100 metros de distancia, donde intento sofocar las llamas con un extintor.

Desafortunadamente, la familia tenía acumulados grandes cantidades de artículos de plástico y cartón, debido a que era su modus de vida.

Esto hizo que las llamas se extendieran rápidamente otras dos casas construidas de madera y lámina de cartón.

Las columnas de fuego alcanzaban varios metros de altura, por lo cual, el gerente de la empresa, decidió aplicar las normas de seguridad y ordenó la evacuación de los trabajadores.

Mencionó que el fuego estaba a punto de traspasar a las bodegas y corrían el riesgo de terminar incendiándose.

Los hechos ocasionaron la movilización de los puestos de socorro, entre ellos Protección Civil y Bomberos de Nuevo León, quienes después de varios minutos pudieron controlar el fuego.

Desafortunadamente, las tres humildes viviendas, ya habían quedado totalmente destruidas.



« El Porvenir / Sergio Castillo »