Justicia Agresiones


Detiene AEI a plagiario

Detiene AEI a plagiario
Capturado.

Publicación:01-07-2020
++--

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones detuvieron a un integrante de una banda de plagiarios que participó en el secuestro de un comerciante.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones detuvieron a un integrante de una banda de plagiarios que participó en el secuestro de un comerciante, en Monterrey.

Las autoridades mencionaron que la privación ilegal de la libertad se registró hace dos años y actualmente ya están otros dos implicados detenidos.

Incluso, las autoridades estatales mencionaron que sus cómplices, ya fueron sentenciados a pasar 50 años en el Cereso de Apodaca.

El presunto plagiario fue identificado como Gilberto, de 46 años, quien se encontraba prófugo de la justicia.

Mientras que el resto de los implicados fueron identificados como, Fernando Roque Ortiz y Eduardo Alonso Rivera Estrada.

Todos ellos fueron acusados de los delitos de secuestro agravado en perjuicio de un comerciante, quien por seguridad solo es identificado como R.T.

El secuestro fue cometido el pasado 12 de mayo de 2018, cuando llegaron portando pistolas escuadras hasta el negocio de la víctima, en la Colonia Burócratas Municipales, en Monterrey.

Con lujo de violencia, se llevaron a la víctimahasta una casa de seguridad en el municipio de Guadalupe.

Los delincuentes comenzaron a negociar con su familia, a quienes pedían la cantidad de 5 millones de pesos como rescate.

Los afectados ante el temor de que lo asesinaran, decidieron no comunicar nada a las autoridades.

Explicaron que no contaban con ese dinero, por lo que ofrecieron en ese instante la cantidad de 12 mil pesos y dos camionetas con sus respectivas facturas.

El rescate se entregó en un centro comercial ubicado sobre Avenida Lázaro Cárdenas, en Monterrey y horas más tarde dejaron libre sano y salvo al afectado.

El caso fue denunciadodías después a la Fiscalía, quienes por medio de las camionetas lograron identificar a los secuestradores.

Se espera que por estos delitos el acusado, sea sentenciado a pasar 50 años de cárcel en el Cereso de Apodaca.

 




« El Porvenir »