Justicia Agresiones


Catean casa de seguridad de secuestradores

Catean casa de seguridad de secuestradores
Lugar de los hechos.

Publicación:14-10-2020
++--

Los delincuentes tenían en ese sitio a un comerciante, a quien mantenían maniatado y logró escapar con ayuda de policías de Apodaca.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones catearon ayer miércoles la casa de seguridad que utilizaba una banda de secuestradores, la cual operaba en el municipio de Apodaca.

Los delincuentes tenían en ese sitio a un comerciante, a quien mantenían maniatado y logró escapar con ayuda de policías de Apodaca.

La Fiscalía General de Justicia del Estado, informó que la vivienda se ubica en la calle Cazares, de la Colonia Riberas de Apodaca.

En punto de las 6:00 horas de ayer miércoles, un grupo especial antisecuestro de la Agencia Estatal de Investigaciones hizo acto de presencia en el sitio.

Los agentes fuertemente armados aseguraron la zona y permitieron el acceso al personal de Servicios Periciales.

Mencionaron que fue un Juez de Control de Monterrey, quien otorgó la orden de cateo para poder ingresar al lugar.

El rescate del comerciante secuestrado se realizó el pasado martes, cuando policías de Apodaca pasaban por la zona en un recorrido de rutina y encontraron al hombre maniatado en el porche de la casa.

La víctima presentaba evidentes huellas de torturas e incluso, perdió uno de sus dedos, que los delincuentes entregaron a su familia como prueba de vida.

El afectado es un hombre de 50 años de edad, quien fue secuestrado cuando viajaba en su camioneta.

Mencionaron que este acudía a una tienda de conveniencia en Pesquería, cuando los pistoleros le cerraron el paso en un automóvil Nissan tipo ecotaxi.

Del vehículo sedán bajaron tres hombres quecomenzaron a golpearlo, encintarle la cara y lo metieron a la cajueladel vehículo.

Posteriormente lo trasladaron a la casa de seguridad, donde se pusieron en contacto con sus familiares para exigir un rescate de 3 millones de pesos en efectivo.

Los sujetos tenían varias semanas siguiendo los pasos al comerciante y sabían que era propietario de dos tiendas de abarrotes.

Durante el rescate detuvieron a Héctor, de 39 años, y Gabriela, de 23, quienes fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes.

 




« El Porvenir »