Justicia Robos


Asaltan ruta urbana en Apodaca; detienen a los delincuentes

Asaltan ruta urbana en Apodaca; detienen a los delincuentes


Publicación:16-06-2020
++--

Los hechos ocasionaron la movilización de unidades de la policía local, quienes lograron la captura de los sospechosos.

Monterrey N.L.- Momentos de terror vivieron los pasajeros de un camión urbano, después que dos delincuentes los asaltaron cuando realizaba la unidad su última vuelta en el municipio de Apodaca.

Los hechos ocasionaron la movilización de unidades de la policía local, quienes lograron la captura de los sospechosos.

Al momento de los hechos, los implicados, portaban armas de fuego, pero afortunadamente, no las accionaron al toparse con los uniformados.

Los hechos fueron reportados a las 01:10 horas, cuando el camión de la Ruta 211 se encontraba estacionado sobre las calles Bosques de San Miguel y Bosques de Ébanos, en la Colonia Bosques de San Miguel.

De acuerdo con el reporte de los uniformados, los policías realizaban un recorrido de rutina cuando observaron que en el interior de la unidad de pasajeros, tres hombres forcejeaban, dos de estos portaban armas de fuego.

Los uniformados desenfundaron sus armas, para hacer frente a los delincuentes.

En ese momento el chofer de la unidad de transporte colectivo, descendió corriendo, para indicar a los policías, que acaban de robarlo.

Debido a que estaba la puerta trasera cerrada, los delincuentes intentaron escapar, por el acceso principal.

Fue en ese momento, que los uniformados sometieron a los dos presuntos ladrones.

Los ahora detenidos fueron identificados como Juan, de 44 años, y otro del mismo nombre, pero de 40, ambos con domicilio en el municipio de Apodaca. El primero de los detenidos portaba una pistola calibre 9 milímetros, así como una mochila, en donde le encontraron 469 pesos, producto del robo al chofer de la ruta. Ambos detenidos fueron trasladados al Centro de Orientación y Denuncia, en donde quedaron a disposición de un agente del Ministerio Público.



« El Porvenir / Sergio Castillo »