Joven UDEM


Se suma alumno de la UDEM con donativo de caretas faciales

Se suma alumno de la UDEM con donativo de caretas faciales
Se contempla continuar con estos donativos a otros centros de salud.

Publicación:11-05-2020
++--

"No se lucró con nada, los insumos se consiguieron donados, así como el trabajo y recursos humanos de nosotros fue donado", aclaró el joven de 23 años.

Debido a la aparición del coronavirus Covid-19 en el país, una start up regiomontana de tecnología para la seguridad suspendió sus líneas de producción para emprender una iniciativa solidaria de elaboración de caretas faciales para profesionales de la salud.

Spacelab, entre cuyos socios figura Alejandro de la Garza González, alumno de quinto semestre de la Licenciatura en Diseño Industrial de la Universidad de Monterrey, no solo construyó, sino que el mes pasado donó mil caretas a la Secretaría de Salud estatal, por medio de la asociación México contra el Covid.

Adicionalmente, se han repartido más de 300 máscaras a diferentes hospitales del país, ubicados en la Ciudad de México, Guanajuato, Nayarit y Chihuahua, y se contempla continuar con estos donativos a otros centros de salud.

Alejandro mencionó que el artículo se diseñó con base en las especificaciones de las certificaciones para estos accesorios, además de que se tomó en cuenta los requerimientos que hizo la propia Secretaría de Salud, pero la certificación de la dependencia aún está en trámite.

Nuestra careta se puede sanitizar por plasma o con base en diferentes alcoholes, toda la careta, no solo la mica; por lo que es una careta que no es desechable, prácticamente es permanente", estableció.

Las piezas están elaboradas con aluminio ultraligero de grado espacial, que es cortado con láser, además de utilizar hule de grado naval en la frente, un velcro para que se pueda ajustar a la parte de atrás y una mica protectora, de la cual se tienen dos versiones: una de ellas, antibacterial, más especializada que la otra.

Todo el proyecto comenzó a desarrollarse desde marzo, cuando la empresa comenzó a buscar aliados estratégicos que contaran con maquinaria para la elaboración del producto, mientras que ellos crearon el diseño y manejaron la maquinaria para la línea de producción que duró una semana y media.

Spacelab cuenta con cuatro socios y seis profesionales laborando; crea tecnología orientada a la vigilancia y al sector aeroespacial, entre ellos, vehículos no tripulados y drones.

AYUDA PARA QUE LOS PACIENTES RESPIREN

Los propietarios de la empresa regiomontana sumaron a la propuesta de la careta facial la construcción de un resucitador mecánico automatizado, que elaboraron sin la ayuda de un open source, iniciando desde cero, para crear un producto de manufactura rápida y sencilla.

Esta variante de respirador mecánico también está contemplada para ser donada a hospitales de la localidad, y se encuentra en proceso de pruebas.

Para la primera etapa experimental, se buscará el apoyo de la UDEM, a través de sus laboratorios, para hacer una calibración con pulmones con sensores.

La segunda fase consiste en pruebas con animales, específicamente con cerdos, y la tercera fase serán pruebas en hospitales con pacientes voluntarios; se calcula que en total se llevarán dos semanas más.

Alejandro comentó que, debido a la urgencia de la pandemia y el carácter de la producción sin fines de lucro, se buscó un diseño del ventilador lo más eficiente posible: en lugar de 15 piezas utilizados por otros modelos, se utilizaron cinco.



« Especial »