Joven UANL


Requieren cuidadores una atención integral

Requieren cuidadores una atención integral
El hecho de que una sola persona en la familia asuma el rol de cuidador, desencadena una serie de problemas

Publicación:01-09-2020
++--

Desde los familiares hasta las instituciones de salud requieren poner atención a los cuidadores, quienes atienden a más de 40 millones de personas en México.

Pero no cuentan con el apoyo suficiente para cumplir con esta actividad.

El agotamiento físico, emocional y mental, así como el estrés y la depresión son algunos de los factores que afectan a quienes brindan atención y cuidado a las personas dependientes de un hogar.

Se le conoce como síndrome del cuidador quemado a la condición en que viven las personas que asumen el rol de cuidar a un ser querido durante un largo periodo de tiempo.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 52 por ciento de los hogares urbanos mexicanos tiene al menos un integrante en condición de dependencia.

La investigadora de la Universidad Autónoma de Nuevo León Bertha Cecilia Salazar González explicó que atender a los cuidadores cobra importancia, pues cada vez son más las personas que dependen de alguien para realizar sus actividades cotidianas.

De acuerdo con el Consejo Nacional para la Población (CONAPO), en México hay 42 millones de personas que requieren algún tipo de cuidado; 33 millones son menores de 15 años y nueve millones son mayores de 65 años.

Crece dependencia de adultos mayores

Aunque el avance en la medicina y el desarrollo tecnológico han incrementado la esperanza de vida de las personas, la calidad no es la misma; en México, hoy son más los adultos que llegan a la tercera edad con problemas de hipertensión, diabetes y artritis, lo que les dificulta su día a día, aseguró la especialista de la Facultad de Enfermería.

Según el CONAPO, en México actualmente hay 15 millones de adultos mayores (12 por ciento de la población). Para el 2030, el 15 por ciento de los mexicanos tendrá más de 60 años.

La doctora Salazar González, quien participa en dos líneas de investigación enfocadas en la promoción de la salud del adulto mayor y en la marcha y cognición en adultos mayores, explicó que el hecho de que una sola persona en la familia asuma el rol de cuidador, desencadena una serie de problemas que se caracterizan por un agotamiento general, que incluso podría llevarla a la muerte.

Características del síndrome del cuidador quemado

Estrés y depresión

Aislamiento de amigos y familia

Pérdida de interés en actividades que antes le gustaban

Desaliño en su arreglo personal

Sueño o insomnio

Las principales causas a las que se les atribuye este padecimiento suelen ser:

El cuidador se encuentra solo frente al cuidado de la persona.

El cuidador no tiene con quien platicar o momentos para actividades propias.

La persona a la que se cuida es muy demandante o descortés.

Se tiene años siendo cuidador.

La profesora Bertha Salazar señaló que los factores de riesgo que se presentan en los cuidadores también afectan a las personas que reciben el cuidado, ya que puede haber un descuido hacia ellos, maltratos o errores en sus tratamientos.

"En México falta reconocer la labor que realizan los cuidadores de los adultos mayores, además de dignificar a las personas de la tercera edad. También hace falta la asistencia por parte de instituciones de salud, donde puedan darle seguimiento al cuidador y se aclaren, reafirmen o corrijan dudas sobre el cuidado de una persona", apuntó.

"

A través de grupos de apoyo, virtual o presencial, las instituciones de salud con el apoyo de psicólogos, geriatras, trabajadores sociales y enfermeros pueden dar seguimiento al cuidador. En países como Chile, España y Estados Unidos eso se hace".

Bertha Cecilia Salazar González

Investigadora de la Facultad de Enfermería de la UANL

El apoyo familiar es indispensable

Que el cuidador pueda desahogar su situación con la familia puede crear un vínculo de confianza y que la familia participe en el cuidado -al menos un día por semana- forma parte del apoyo que debe recibir el cuidador.

Se estima que para el 2030 las personas dependientes sean 45.3 millones y en el 2050 la cifra aumente hasta 51.4 millones de personas.

Así, la familia completa entenderá cuáles son las necesidades que tiene el cuidador y la persona que requiere de la atención.

En el caso de los adultos mayores, Salazar González indica la importancia de ellos puedan ser independientes en ciertas actividades como el bañarse, vestirse y alimentarse, también el incentivar alguna actividad física como caminatas, ya sea en la propia casa o en un parque.

Por último, recomienda que, si el adulto mayor tiene alguna actividad preferida, como cuidar las plantas, animarlo a continuar haciendo lo que le gusta.

 

 

Por: Jennifer Vargas  



« Especial »