Joven UDEM


Reconocen su innovación con startup social

Reconocen su innovación con startup social
Marcela Torres

Publicación:15-02-2020
++--

A través de su organización, las personas migrantes tienen acceso a un crédito de manutención para enfocarse en sus estudios, comidas, entre otros.

En 2016, cuando Marcela Torres García conoció a personas migrantes en México, sintió frustración porque, a pesar de que contaban con mucho talento, no tenían oportunidades y espacios para desarrollarse y poder demostrar sus habilidades.

Actualmente, Torres García es directora fundadora de Holacode, una startup que implementa un programa educativo especializado en desarrollo de software para personas migrantes en México, y es esta iniciativa por la que la egresada de la Licenciatura en Relaciones Internacionales (2005-2010) de la Universidad de Monterrey fue elegida por MIT Technology Review en español entre los Innovadores menores de 35 años Latinoamérica 2019.

Con la convicción de que se necesitan “más voces diversas en el país para crear tecnología”, la oriunda de Ciudad Victoria, Tamaulipas, de 32 años, considera que existen grandes retos en el uso y el acceso a la tecnología, como la brecha digital.

“Mi preocupación más grande es la creación de tecnología, que en este momento es muy exclusiva para un grupo selecto con más privilegios; por ende, estamos consumiendo tecnología que viene desde una perspectiva muy privilegiada y la creación de tecnología no tiene límites: los límites que tiene son construcciones sociales y barreras socio-económicas”, expuso.

Torres García advirtió que se enfocó en las personas migrantes porque, en todo el mundo, son utilizadas políticamente, pero sus necesidades y sus intereses legítimos no son reconocidos.

“Las personas migrantes por todo el mundo, no solo en México, están siendo perseguidas y usadas para discursos muy políticos, ya sean de criminalización o de victimización, olvidando su humanidad; es decir, que son personas como yo, que tienen deseos y sueños; para mí, son personas que están buscando seguridad y oportunidades, como todos nosotros”, destacó.

Es por eso que, a través de su organización, las personas migrantes tienen acceso a un crédito de manutención para enfocarse en sus estudios, comidas, apoyo en salud mental, actividades extra-curriculares, eventos de tecnología y posibilidad de guardería infantil.

El plan de estudios de Holacode tiene una duración de cinco meses y se enfoca en proveer educación en desarrollo de software fullstack desde cero, así como lenguajes de programación como HTML, CSS y JavaScript.

No obstante, para ingresar, el aspirante debe sujetarse a un proceso de admisión que está diseñado para identificar talento en potencia.

La emprendedora mexicana explicó que este proyecto tuvo algunas consideraciones especiales en su metodología educativa, lo que implicó “una gran área de oportunidad para innovar: el mezclar prácticas y herramientas de tecnología con pedagogías como el constructivismo y, sobre todo, promover el aprendizaje autodidacta”.

El reconocimiento del MIT Technology Review fue entregado el 30 de enero pasado en la Ciudad de México, en una ceremonia especial, con la presencia de inversionistas, hombres y mujeres de área científicas y académicas y personas interesadas en innovación, además del streaming en línea de MIT Tech Review.

Para mí, es un grandísimo honor, ya que incursioné en el mundo de tecnología con títulos de ciencias sociales, es decir, sin ‘credenciales oficiales’ de tecnología, y de una institución tan importante y referente a tecnología: quiere decir que algo se ha hecho bien”, expresó.

Torres García estableció que este reconocimiento es además un mensaje fuerte para otras personas en otros campos que quieran incursionar en tecnología, ya que significa que no existen límites para crear en el sector.

Parte de esta mentalidad, recordó la exalumna, proviene de los días en que cursó sus estudios en la UDEM, que despertaba inquietudes porque “promovía muchas actividades fuera del aula”.

“Y eso me enseñó que el aprendizaje no está limitado a un salón o a un profesor, que todas las experiencias son de aprendizaje y que hay que tener la mente abierta y la disposición para nunca dejar de aprender”, manifestó.



« Especial »