Joven UDEM


Promueven modelos de creación con interacción comunitaria

Promueven modelos de creación con interacción comunitaria
Fueron parte de la Cátedra Extraordinaria Francisco Toledo de Arte y Comunidad de la UNAM.

Publicación:10-10-2020
++--

Ariadna Ramonetti, profesora de la UDEM, y José Miguel González Casanova, profesor de la UNAM, participaron en la mesa de reflexión sobre Arte.

A partir de la contingencia sanitaria por COVID-19 y de otras crisis globales recientes, los procesos artísticos en general y los proyectos de autopublicación en particular deberán olvidarse del modelo del artista solitario para trabajar a partir de una interacción y convivencia con las comunidades, coincidieron en señalar profesores de la Universidad de Monterrey y de la UNAM.

Ariadna Ramonetti, profesora de la UDEM, y José Miguel González Casanova, profesor de la UNAM, participaron la noche de este jueves en la mesa de reflexión sobre Arte, dentro del ciclo de Colaboración Universitaria para Construir Comunidad, como parte de la Cátedra Extraordinaria Francisco Toledo de Arte y Comunidad de la UNAM.  

En su intervención, González Casanova se refirió a la pandemia como una crisis generada por modelos que han "inflado" una economía que es insostenible por ser en su mayor parte especulativa, ya que solo la tercera parte de la riqueza en el mundo corresponde a bienes concretos.

"Estas crisis, como la de la pandemia, se van a ir multiplicando hasta que no funcione más, hasta que truene, hasta que nos demos cuenta de que hay que crear otros modelos y, en eso, el arte va a servir para crear esos modelos", previó.

El diseñador mencionó que un sector de artistas y de gente relacionada con el trabajo creativo se encuentra explorando otros modelos de encuentro social, de vida, de economía y de lucha política, que servirán para sostener a la humanidad frente a las crisis futuras que se presenten. 

"El arte más tradicional, la idea del artista-genio, va a quedar rebasado; lo que toca ahora es crear modelos de colaboración entre las comunidades, entre las disciplinas, entre los saberes, para aplicarlos en la construcción de mundos mejores", manifestó.

El ponente señaló la necesidad de aprovechar ese modelo incluyente del arte como una herramienta para ofrecer opciones de articulación social, como la gente que se reuniría para una fiesta o un juego.

"Ha habido una tendencia en cierto tipo de arte social y comunitario, donde parece ser que el arte está sustituyendo a la administración pública y que tiene que hacer las cosas que dejó de hacer a partir del debilitamiento del Estado en la era neoliberal; (pero) no se trata de cumplir una función en ese sentido, sino, más bien, es otro tipo de lógica que tiene que ver con la sensibilidad, con el juego, con el ensayo y el error, con la experiencia común", explicó.

Ramonetti, por su parte, destacó el acompañamiento como una herramienta en la práctica artística, en la que los creadores deben aprender a "mirar a los ojos a la gente y a tratar de comprender su realidad social", sin otredades ni exotismos, y sin pretender que el arte cambie al mundo.

"Desde mi perspectiva, quienes decidan hacer estos procesos de interacción con otras comunidades tienen que aprender a acompañar y a escuchar a la gente; esto no se puede hacer si no hay paciencia y si no hay voluntad de tener un proceso de largo aliento con la gente", advirtió.

La profesora de la UDEM comentó sus experiencias en torno a la creación de una revista no lucrativa de autopublicación, que surgió de un proceso de interacción y convivencia con pobladores de Atenco, en el Estado de México, y otras comunidades aledañas al Lago de Texcoco, quienes le solicitaron una publicación que les ayudara a difundir su resistencia al entonces proyecto aeroportuario.

Posteriormente, realizó otro proyecto de autopublicación que buscó exponer la discusión sobre temas de desterritorializacion y despojo, pero a un nivel extraacadémico que permitiera una comprensión más certera.

"En el caso de México, realmente quienes nos despojan no son las mineras u otra clase de corporaciones a nivel internacional, es sobre todo el Estado mexicano, a través de la implementación de obras de infraestructura, no solo como el aeropuerto de Texcoco, sino como carreteras y otras, para beneficio del país, entre comillas", destacó.

"Se han dedicado a través de cambios a las leyes agrarias y de la Constitución mexicana no solamente a privatizar territorios, sino a pasar deliberadamente por encima de espacios comunitarios, que les han servido a muchos pueblos alrededor de la cuenca de México y en otros sitios", estableció.

Durante un tiempo, la publicación se realizó en un formato impreso, pero, actualmente, Ramonetti está replanteando el proyecto "a partir de esta extraña no normalidad" para lanzarlo como una plataforma digital, en busca de ampliar su accesibilidad y que, al mismo tiempo, se abran foros de discusión y otro tipo de interacciones.



« Especial »