Joven UANL


Combina medicina y literatura para combatir el COVID-19

Combina medicina y literatura para combatir el COVID-19
García-Guerrero comenzó a escribir en sus tiempos como Piel Roja de la Preparatoria 7 Oriente.

Publicación:15-05-2020
++--

Jaír García-Guerrero, médico egresado de la UANL, combina la visión científica y literaria en su ejercicio profesional.

En estos días difíciles de pandemia, el personal médico ha tenido que redoblar esfuerzos para cumplir con el ejercicio de su profesión, buscando sacar fuerzas e inspiración de lugares y situaciones inimaginables.

Tal es el caso de Jaír García-Guerrero, médico egresado de la Facultad de Medicina de la UANL, quien combate al COVID-19, y otras enfermedades, a través de la literatura.

El doctor Jaír García-Guerrero es autor del libro "Hospital Monterrey", el cual contó con el apoyo del Centro de Escritores de Nuevo León.

Ahí se inscribió al taller de literatura, donde conoció el arte de las calaveras literarias. En la Facultad de Medicina continuó escribiendo versos, lo que lo animó a participar en el certamen de Literatura Joven Universitaria de la UANL, obteniendo el segundo lugar en poesía.

Una narrativa clínica

La literatura siempre está presente en su vida laboral. El elaborar diariamente los documentos médicos de los pacientes lo sitúa ante la terrible hoja en blanco, pero el doctor García-Guerrero lo resuelve con estilo.

"La literatura siempre ha estado en mí. Cuando nos toca hacer la narrativa clínica de cómo empezó tal persona a enfermarse sale a flote. Por ejemplo, Guillermo Jaramillo, paciente masculino de 35 años, de origen Monterrey, Nuevo León, oficio escritor, quien inicia su padecimiento hace 24 horas con dificultades para respirar asociada a alucinaciones auditivas, tos productiva, no emetizante, sí cianosante, cefalea no por mancuspia, sino cefalea única, lacerante, pulsátil acompañada de fotofobia".

"Quien acude a la unidad de emergencias refiere haberse tomado paracetamol vía oral en una ocasión con mejoría parcial. A su ingreso el paciente presenta signos vitales estables, se le inicia analgésico por vía intravenosa y responde de forma favorable".

Jaír García-Guerrero- Médico egresado de la UANL

Agrega: "En toda esta descripción que hacemos a veces yo soy muy descriptivo, y en ocasiones me lo han dicho, y la norma oficial del expediente clínico te lo pide, que seas muy descriptivo, que uses términos médicos y no redundes en cosas que no son necesarias, pero algunas veces yo batallo con eso porque hay que escribirlo como la gente lo cuenta.

"Por ejemplo, llega un paciente porque dice que vio un fantasma o que lo golpeó una cabra o porque pisó un clavo, y aunque no se lo encajó acude para que nosotros lo revisemos. Los motivos de consulta son tremendamente maravillosos", apunta el autor de Hospital Monterrey (UANL/2011), libro de cuentos situados entre el Hospital Universitario o el Hospital Muguerza, como un hospital ficticio, y que fue dedicado, entre otras personas, a sus profesores de la Facultad de Medicina de la Universidad.

"Algunas veces es el Universitario, otras veces es también el Hospital San José, pues las historias las escribí ahí.

"Antes tenía un hábito más productivo, directamente a la creación literaria, en el sitio en donde yo atendía pacientes o en los cafés escribiendo a mano", señala quien ahora se dedica a la medicina en el área de urgencias en una pequeña clínica en el municipio de San Pedro.

Cuestión de enfoque

Cuando el doctor García-Guerrero se encuentra en consulta, tiene una singular manera de ver las cosas: a través de la ciencia y el arte.

Afirma que la situación extraordinaria por la que pasa el mundo ha puesto bajo la lupa las relaciones humanas:

"Veo los comportamientos, ahora lo hago con la pandemia, el comportamiento de la gente contra el microorganismo, cómo todos tienen esta opinión como si conocieran de epidemiología o infectología y es un poco lúdico a veces darse cuenta, pero también entra el otro aspecto de la medicina de entender al ser humano ante el estrés, el miedo, todo esto que tiene una razón cuando la gente enarbola una opinión.

"No necesariamente es una opinión mal intencionada, sino lo que nos la da a cada quien nuestro intelecto y preparación, es lo que ofrecemos, de ahí a que la gente diga que es un invento, que no existe, que al virus lo creó China, pues hay una diferencia".

"

De pronto observo que la literatura se filtra por los tubos o sondas, los poros. El virus infecta las palabras y entonces tenemos presentaciones clínicas que se acercan más a la descripción de los cuentos de los autores fantásticos que a los libros de los autores clásicos de la medicina"

Jaír García-Guerrero

Ahora mismo, García-Guerrero señala que se están utilizando términos más asociados con el lenguaje literario que con el científico para identificar a los pacientes con COVID-19

Por ejemplo, a los pacientes que presentan todos los síntomas pero cuya prueba ha sido negativa se les detecta lo que se ha llamado Covid fantasma.

Su campo de batalla

El COVID-19 campea hoy a su gusto por las calles de gran parte del mundo y aunque el doctor García-Guerrero atiende normalmente urgencias médicas, es consciente de que esta pandemia ha modificado nuestras formas de vida y las formas en que nos relaciones unos con otros.

"Yo tengo especialidad en medicina integrada, así que atendemos a pacientes con enfermedades infecciones como VIH, tuberculosis o infecciones muy contagiosas. En algunas especialidades como la mía estamos habituados a trabajar así, pero por ejemplo colegas dermatólogos, ortopedistas, oftalmólogos, otorrinos han tenido que modificar sus estrategias de cuidado con los pacientes.

"La metáfora de lucha o de una guerra, he leído que tiene dos componentes. Esta metáfora es útil por ejemplo para quien le gana la batalla al cáncer, pero con el COVID es algo diferente. Se utilizan los recursos para darle ánimo al paciente hasta que la misma metáfora se limita. Pero en el terreno literario todos sentimos que evidentemente somos soldados y estamos con estas bombas o armas químicas para vencer a este enemigo invencible que ya está caricaturizado, todo mundo lo puede dibujar".

Jaír García-Guerrero

García-Guerrero advierte de los riesgos en esta era global, donde conviven discursos de personas con desconocimiento del virus y sus efectos, lo que señala ser parte de los miedos a los que nos enfrentamos como sociedad:

"Sigue siendo una situación extraordinaria, y no porque los médicos estemos acostumbrados a esto ha sido una situación fácil. Hay quienes dicen que saca lo mejor y lo peor de cada quien. Creo que la sociedad va a salir favorecida. Seremos un poco más genuinos y más crudos en cómo nos relacionamos unos con otros".

"Yo veía la vida con aquella cercanía a la muerte mayor que hoy en día. Es como si tuviera ahora una regresión en mi clínica de urgencias porque estamos recibiendo pacientes graves. Ahora soy papá de dos hijos pequeños. La literatura y la medicina son dos esposas celosas que te van poniendo límites y que me han ayudado enormemente a sobrellevar estos tiempos".

Jaír García-Guerrero

Jaír García-Guerrero mantiene viva su relación con la literatura y la creación. Ahora se ocupa de la obra de Julio Cortázar y entre consulta y consulta suele escribir en una pequeña libreta poemas a lápiz, pues tiene claro que la medicina siempre le dará motivos para escribir historias.



« Especial »