Joven UANL


Cambio de rutina incide en casos de violencia familiar

Cambio de rutina incide en casos de violencia familiar
El diálogo y la buena comunicación son esenciales, además de la práctica de la paciencia y tolerancia

Publicación:11-07-2020
++--

Fomentar el diálogo entre padres e hijos y demás miembros que vivan en un mismo hogar es importante durante el confinamiento porque previene brotes de violencia

En ocasiones no basta contar del uno al 10 y respirar, como lo decía hace años una campaña en radio y televisión. Hoy, una frase a manera de broma puede desencadenar una serie de sucesos en los que, por lo general, habrá un desenlace violento.

A esto se le añade la modificación de los hábitos diarios y el tiempo de convivencia con la pareja e hijos. Pasó de tres a cuatro horas a las 24 horas del día por motivos de la pandemia. Todo el día juntos provoca que la situación se complique.

"Nuevo León es el segundo lugar a nivel nacional en violencia familiar, solo por debajo de la Ciudad de México. En este confinamiento en general, México tiene un incremento de casos alarmante durante esta pandemia", indicó la Coordinadora del Área de Extensión de Equidad y Género de la Facultad de Psicología de la UANL, María Petra Segovia Chávez.

La doctora Segovia aclara que el encierro no ha ocasionado la violencia familiar. "La violencia ya estaba en casa, la modificación de las rutinas ha provocado que se incrementen las conductas agresivas", aseguró.

"Nuestros hábitos cambiaron y la conducta de una persona violenta que tiene poder y control dentro de casa también. La familia aprendió a que ese poco tiempo que estaba, antes del confinamiento, tenía cultura de la tolerancia. Pero al estar todo el día y con la misma actitud, la paciencia se acaba.

"A todos se nos modificaron las rutinas. Hay gente que culpa a las autoridades, pero al no poder ir a reclamar se desquita en casa y la violencia va en cascada, del padre a la madre, de la madre al hijo mayor y éste al menor y el pequeño termina violentando a las mascotas".

María Petra Segovia Chávez-  Coordinadora del Área de Extensión de Equidad y Género de la Facultad de Psicología de la UANL

Ante el cierre de las instalaciones para las denuncias por violencia debido a la pandemia, las acusaciones empezaron a realizarse por teléfono.

En el más reciente reporte del Centro Nacional de Información, para abril del 2020, Nuevo León se encontraba en el cuarto lugar nacional de denuncias por distintos delitos, incluyendo el de violencia familiar.

¿Cómo contrarrestar la violencia en casa?

Como estrategias para hacer frente a la violencia familiar, la doctora Segovia Chávez comenta que el diálogo y la buena comunicación son esenciales, además de la práctica de la paciencia y tolerancia.

"Donde no existe violencia se va a seguir fomentando el diálogo entre toda la familia; es la mejor práctica. Donde hay violencia moderada hay un grado de dificultad para contenerse. Lo mejor es alejarse. Los violentos generalmente no aparentan serlo fuera de casa y la gente no lo cree", mencionó.

"Si vives violencia extrema ten una bolsa con cambio de ropa y papeles importantes para que en el momento en que te sientas en riesgo estés preparado y busques ayuda con alguien de confianza", añade la especialista.

Si la situaciones de violencia familiar persisten, Segovia Chávez recomienda, además de la denuncia al 911, acudir al Centro de Justicia de lo Familiar, lugar donde proporcionan alojamiento; ir a Alternativas Pacíficas; o acudir ante el juez de barrio del lugar donde se viva.

"No hay que ponerse en riesgo ante las amenazas; hay que buscar atención especializada. No hay que quedarse callado, también eso es violencia.

"Lo mejor es convivir con los hijos, leer de este tema, hablarles de tolerancia, respeto y comunicación, recordando que la violencia no se hereda; se aprende y se puede cambiar ese hábito", concluyó la especialista.

 

 

Por: Norberto Coronado  



« Especial »