Banner de aplicaciones

Internacional Medio Oriente


Violentas protestas en Líbano dejaron 460 heridos


Publicación:21-01-2020
++--

Los manifestantes exigen poner fin al sistema político sectario del Líbano

Beirut.- La cifra de heridos por los violentos enfrentamientos entre la policía de Líbano y manifestantes registrados durante el pasado fin de semana subió a 460, informaron este lunes trabajadores de emergencia. 

Fue la cifra más alta desde que las protestas en gran parte pacíficas estallaron en el Líbano el 17 de octubre.

A medida que el país se hunde más en una crisis económica en donde muchos no pueden encontrar trabajo, pagar los bienes básicos o incluso retirar su dinero de los bancos, la ira se desborda hacia una élite gobernante que ha dominado el poder desde la guerra civil de 1975-1990.

Las multitudes volvieron a las calles en Beirut el sábado y domingo cerca del Parlamento y la policía disparó gas lacrimógeno y cañones de agua para dispersar a las multitudes que lanzaron piedras, barras de metal, ramas y pirotecnia a los uniformados, destacó Al Yazira.

Los manifestantes exigen poner fin al sistema político sectario del Líbano e instalar un gobierno de expertos independientes sin vínculos con sus partidos tradicionales.

La furia en las calles de Líbano y su ciudad capital comenzaron el 17 de octubre, cuando la población y diversos grupos religiosos comenzaron a expresar su descontento por la mala gestión de la administración actual y por la corrupción existente en el país, lo que llevó a la dimisión de Saad Hariri de su cargo como primer ministro.

Es un país donde los cargos políticos se reparten según el peso de cada confesión, el de primer ministro está reservado a los sunitas, pero la chiita Hezbollah con apoyo de otros partidos, se inclinó por Diab, exministro de Educación en un gobierno pasado de ese movimiento islámico.

A pesar de que Hariri renunció a su cargo, el parlamento libanés no ha concretado la formación de gobierno debido a que los partidos políticos al interior del órgano legislativo no han concretado un acuerdo.

Presidente de Líbano convoca reunión de seguridad

El presidente Líbano, Michel Aoun, convocó este lunes a los altos responsables de seguridad del país tras un fin de semana de enfrentamientos entre policías y manifestantes que dejaron más de 546 heridos en Beirut

Según la Cruz Roja libanesa y la defensa civil el sábado y domingo se registraron 546 heridos tras las violentas manifestaciones que desencadenaron enfrentamientos con la policía en el centro de Beirut.

Los enfrentamientos fueron los más graves desde el 17 de octubre, cuando dio inicio la protesta que denuncia a la clase política de corrupta e incompetente, en un trasfondo de crisis económica.

La tarde de este lunes, el presidente Aoun tiene previsto encabezar una "reunión de seguridad" en presencia de los ministros de Defensa e Interior, así como también altos responsables de la policía y el ejército.

La cita tiene por objetivo "discutir mejoras en el plano de la seguridad y medidas a tomar para preservar la estabilidad y la calma en el país".

El sábado y domingo, la policía anti-disturbio lanzó balas de goma y granadas de gas lacrimógeno, y disparó sus cañones de agua contra los manifestantes reunidos en la entrada de una avenida que conduce al Parlamento.

Los manifestantes lanzaron piedras y petardos contra una barrera montada por la policía para bloquear la avenida, atacando a veces a las fuerzas del orden.

Las manifestaciones se exacerbaron en las últimas semanas por el empeoramiento de la situación socioeconómica y por la incapacidad de las autoridades para formar un gobierno, más de dos meses después de la dimisión del primer ministro Rafic Hariri, destacó la Deutsche Welle.

En los últimos días los manifestantes atacaron varios bancos, acusados de ser cómplices del poder, en el barrio de Hamra de Beirut.

Líbano tiene una deuda de casi 90 mil millones de dólares, más del 150 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB), y el Banco Mundial advirtió en noviembre que las tasas de pobreza podrían alcanzar un 50 por ciento de la población, frente a un tercio actualmente.



« Notimex »