Internacional Norteamérica


Se rebela Louisville contra violencia policiaca

Se rebela Louisville contra violencia policiaca


Publicación:27-09-2020
++--

Los jóvenes de Louisville señalan que no respetarán el toque de queda.

Louisville, Kentucky.- La ciudad natal de la leyenda del boxeo Muhammad Ali se ha convertido estos días en el epicentro de un clamor contra la brutalidad policial y el racismo por la muerte de Breonna Taylor: "Nos tratan como animales. Estamos enfadados y cansados" es algo que se repite entre los manifestantes que no tienen esperanzas de un cambio inminente en las instituciones. En el fondo de la ira de las personas de Louisville, que se desbordó el miércoles tras un informe de la fiscalía que no imputa a nadie por la muerte de Taylor, se encuentran décadas de desigualdad, ambiciones políticas y un sistema de justicia y policial que no pone el mismo celo en la letra de la ley cuando se trata de afrodescendientes. "Está claro que nos ven como animales y delincuentes. El miércoles me quedó claro por qué no tengo fe en el sistema legal, en la policía o en la ley: porque no está hecha para proteger a los negros", aseguró Tamika Palmer, madre de Breonna Taylor, fallecida en marzo en una redada antidrogas de tres agentes vestidos de civil, que no se anunciaron y que no encontraron ni dinero ni drogas en el apartamento. "Los negros hemos despertado. No aguantamos más y no pararemos hasta conseguir compensaciones por años de esclavitud. Si se acercan a nosotros con odio, nosotros les responderemos con odio", explicaba Keisha Philips durante las protestas, que han obligado a declarar un toque de queda nocturno y que mantienen el centro de la ciudad clausurado y tomado por policía y blindados de la guardia nacional. Los jóvenes de Louisville señalan que no respetarán el toque de queda. "Hasta que esos policías (implicados en la muerte de Taylor) no sean despedidos, esta calles van a estar calientes", aseguró el viernes la activista Tamika Mallory. Hoy Louisville ha dedicado una avenida a Ali, pero la división entre el oeste negro y el este blanco se mantiene, y es en ese barrio segregado donde los policías irrumpieron sin avisar y de madrugada en casa de Taylor, y realizaron varios disparos que acabaron son su vida.


« Especial »