Internacional Norteamérica


Presume Trump arsenal nuclear

Presume Trump arsenal nuclear


Publicación:14-09-2020
++--

"Tenemos cosas de las que Putin y Xi nunca han oído"

Washington, EU.-  Para el presidente Donald Trump hablar de armas nucleares parece otra ventaja del trabajo: dar la pista de un secreto "entre nosotros" que solo él puede revelar. En una ocasión, al hacer alarde de la «gran inteligencia» bajo su mando, Trump mencionó a funcionarios rusos que visitaron la Oficina Oval en 2017 un complot de ISIS tan secreto que revelarlo arriesgaba la exposición de la fuente. Durante una llamada telefónica con el presidente de Filipinas, también en 2017, Trump develó que Estados Unidos había posicionado submarinos cerca de Corea del Norte. Una información que previamente era tan secreta que incluso tomó por sorpresa a algunos funcionarios dentro de la Casa Blanca. Y en una conversación recientemente revelada con el legendario periodista Bob Woodward, Trump divulgó un sistema de armas nucleares que, según él, «ni siquiera has visto ni escuchado». "He construido un sistema nuclear, un sistema de armas que nadie había tenido antes en este país", dijo Trump, según la grabación de dicha conversación el 5 de diciembre de 2019. Y continuó: «Tenemos cosas de las que Putin y Xi nunca han oído hablar antes. Nadie. Lo que tenemos es increíble". En el rango de información que Trump ha revelado ––y que ha provocado ansiedad en el aparato de seguridad nacional–– este no fue necesariamente el dato más impactante. Aunque algunos demócratas dijeron que la divulgación podría afectar la seguridad nacional, dentro del gobierno pocos parecían preocupados por lo que era otro alarde de un presidente conocido por revelar secretos de estado. Woodward escribe que luego confirmó con funcionarios estadounidenses anónimos que, en efecto se había desarrollado un nuevo sistema de armas. Además de que los funcionarios resultaron «sorprendidos» con que Trump lo revelara. Sin embargo, el comentario sí es significativo porque demostró la inclinación de Trump por usar información gubernamental, a veces secreta, para impresionar a sus interlocutores y transmitir su importancia. Woodward, uno de los periodistas más famosos de EE.UU., habló con Trump 18 veces para el libro que escribió. Dichas conversaciones, a menudo, fueron desconocidas para los asesores más importantes de Trump. El presidente, convencido de que podía generar una imagen positiva, le dio a Woodward su número personal de celular. Incluso, con frecuencia lo llamaba por la noche desde la residencia de la Casa Blanca. Trump parecía creer que cuanto más acceso le ofreciera a Woodward, mejor luciría el libro. Aún así, muchas de sus conversaciones también parecían diseñadas para impresionar al periodista veterano con su conocimiento interno y acceso a información ultrasecreta. Entre eso, el detalle de sus encuentros con el líder norcoreano Kim Jong Un. Cuando se les preguntó sobre el sistema de armas nucleares, después de que surgieran fragmentos del libro este miércoles, funcionarios del gobierno dijeron que no estaban seguros específicamente a qué se refería Trump. Sin embargo, no expresaron una gran preocupación frente que las revelaciones pusieran en peligro la seguridad estadounidense.


« Especial »