Internacional Norteamérica


Presenta Trump demandas en Michigan y Pensilvania

Presenta Trump demandas en Michigan y Pensilvania
El fiscal general de Pensilvania Josh Shapiro le dijo a la CNN en una entrevista que la demanda era "más un documento político que un documento legal".

Publicación:04-11-2020
++--

Las demandas en ambos estados piden mejor acceso para observadores de la campaña a los sitios en los que se cuentan y procesan los votos

Washington, EU.-La campaña de Donald Trump dice que entabló demandas el miércoles en Michigan y Pensilvania, sentando las bases para disputar el resultado electoral en estados que pudieran decidir si el presidente estadounidense gana otros cuatro años en la Casa Blanca.

Las demandas en ambos estados piden mejor acceso para observadores de la campaña a los sitios en los que se cuentan y procesan los votos, dijo. La campaña quiere además intervenir en una causa sobre Pensilvania en la Corte Suprema que lidia con la decisión de si las boletas recibidas hasta tres días después de la elección pueden ser contadas, señaló el subjefe de la campaña Justin Clark.

La campaña pidió una suspensión temporal del conteo en ambos estados hasta que reciba "acceso significativo" en numerosas localidades y se le permita revisar boletas que ya han sido abiertas y procesadas. Trump se encuentra ligeramente detrás del candidato demócrata Joe Biden en Michigan. El presidente está ligeramente adelante en Pensilvania, pero su margen se está reduciendo a medida que se cuentan más votos por correo.

No ha habido reportes de fraude o algún otro tipo de preocupaciones sobre la votación en Pensilvania. El estado tenía 3,1 millones de boletas por correo cuyo conteo toma tiempo, y una orden judicial permite que sean contadas hasta el viernes si fueron selladas por la oficina de correos con fecha máxima del 3 de noviembre.

El fiscal general de Pensilvania Josh Shapiro le dijo a la CNN en una entrevista que la demanda era "más un documento político que un documento legal".

"Hay transparencia en este proceso. El conteo ha proseguido. Hay observadores en el conteo y los conteos continuarán", manifestó.

La campaña Trump dijo además que va a pedir un recuento en Wisconsin, un estado que The Associated Press declaró como ganado por Biden el miércoles por la tarde. El jefe de la campaña de Trump, Bill Stepien, mencionó "irregularidades en varios condados de Wisconsin".

La campaña de Biden no comentó de momento sobre las nuevas demandas en Michigan y Pensilvania.

Pero la campaña ha estado solicitando donaciones para lo que llama el "Fondo de batalla de Biden".

"Si el presidente cumple su amenaza de ir a la corte para tratar de impedir el debido recuento de los votos, tendremos equipos de abogados preparados para resistir ese intento", dijo previamente en la jornada la jefa de campaña de Biden, Jen O´Malley Dillon, en un comunicado. "Y se impondrán".

Las acciones se produjeron mientras los funcionarios electorales contaban votos en varios estados cruciales para la elección.

En tanto, la campaña de Biden expresó su beneplácito con el actual conteo de votos, y un abogado de la campaña aseveró que están listos para cualquier batalla en las cortes. Asimismo, los demócratas en Michigan dijeron que la demanda republicana allí tenía pocas probabilidades de éxito.

Lonnie Scott, director ejecutivo de Progress Michigan, un grupo liberal de activismo, afirmó que Trump presentó la demanda solamente para impedir que los medios de prensa declarasen ganador a Biden.

"Es un Ave María", dijo.

La campaña de Trump no ha compartido públicamente una copia de las demandas y no está claro a qué áreas alega que se le negó acceso.

Los republicanos ya preparan además impugnaciones legales sobre los votos en ausencia en Nevada, disputando decisiones locales que pudieran tener un significado nacional en una elección apretada.

El miércoles por la madrugada, Donald Trump dijo que llevará la elección a la Corte Suprema, pero no está claro qué significa esto en un país donde el escrutinio continúa habitualmente después de la jornada electoral y los estados en general son los que determinan cuándo finaliza.

"Iremos a la Corte Suprema federal, queremos que se detenga toda la votación", dijo.

Pero la votación ya terminó. Lo único que continúa en todo el país es el escrutinio. Ningún estado contará los votos que lleguen por correo con matasellos posterior al 3 de noviembre.

La campaña de Biden calificó la declaración de Trump de "indignante, sin precedentes e incorrecta".

El especialista en derecho electoral Richard Hasen escribió en la revista Slate el domingo que "jamás han existido fundamentos para sostener que una boleta que llega a tiempo no se puede contar si los funcionarios no pueden terminar el conteo la noche de las elecciones".

Edward Foley, profesor de derecho electoral de la Universidad Ohio State, tuiteó el miércoles que "se contarán los votos válidos. La Corte Suprema sólo intervendría si hubiera votos de validez cuestionable que marcaran una diferencia, lo que podría no suceder. El estado de derecho determinará el ganador del voto popular en cada estado. Dejemos que el estado de derecho haga su trabajo".

En todo caso, no hay manera de presentar una denuncia de fraude directamente ante el máximo tribunal. Trump y su campaña podrían denunciar problemas por la manera como se cuentan los votos en estados individuales, pero tendrían que recurrir en primera instancia a un tribunal estatal o federal inferior.

Está pendiente ante la Corte Suprema un recurso republicano sobre si Pensilvania puede contar los votos que lleguen por correo entre el miércoles y el viernes, una extensión ordenada por la corte superior del estado a pesar de las objeciones republicanas. El caso no afecta las boletas emitidas y en poder de las autoridades electorales, aunque aún no las hayan contado.

Bastaría una pequeña cantidad de votos objetados para alterar el resultado de un estado si la diferencia entre Trump y Biden es de pocos miles o incluso de unos cientos de votos



« Redacción »