Preocupa a ONU alza de violencia en Colombia

Preocupa a ONU alza de violencia en Colombia
Colombia

Publicación:28-02-2020
++--

Una de sus mayores preocupaciones es lo que llaman “violencia endémica” en algunas regiones colombianas

Ginebra.- El Alto Comisonado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) presentó ayer su informe sobre la situación de Derechos Humanos en Colombia, y manifestó su preocupación sobre el alza de la violencia durante el año pasado.

Una de sus mayores preocupaciones es lo que llaman “violencia endémica” en algunas regiones colombianas y las agresiones que implica contra personas defensoras de Derechos Humanos, pueblos indígenas, presuntos casos de privaciones arbitrarias de la vida y graves violaciones a los Derechos Humanos de los niños y las niñas.

Según sus cifras, en 2019 se cometieron 36 masacres que terminaron con la vida de 133 personas, la cifra más alta detectada por el ACNUDH desde 2014. Además, registraron una tasa nacional de homicidios de 25 por cada 100 mil habitantes.

“Los departamentos más afectados fueron Antioquia, Cauca y Norte de Santander, donde continuas disputas por el control de las economías ilícitas fueron una de las principales causas de esta violencia”, reza el informe.

Para resolver las causas estructurales de la violencia, en 2019 se establecieron cinco “Zonas Estratégicas de Intervención Integral”, con el objetivo de aumentar la presencia del Estado; sin embargo, según el informe, en esas regiones la presencia estatal sigue siendo predominantemente militar.

Asimismo el ACUNDH se mostró preocupado por el incremento del 50 por ciento de las agresiones contra personas defensoras de Derechos Humanos durante 2019, respecto de las cifras registradas en 2018.

En el caso de los periodistas, también se registraron asesinatos y ataques: 113 amenazas, 360 agresiones y dos asesinatos en Arauca.

Por todo esto, en el informe se llama a fortalecer el trabajo de la Unidad Nacional de Protección, institución adscrita al Ministerio del Interior, y también el fortalecimiento de los programas de protección colectiva a los sectores vulnerables como personas defensoras de Derechos Humanos, mujeres y miembros de la comunidad LGBT.

Las cifras sobre mayor violencia en Colombia resultan alarmantes en el contexto de la firma de los Acuerdos de Paz en 2016 y el cumplimiento, por parte del Estado, de todos los capítulos contenidos.



« Notimex »