Internacional Latinoamérica


Precio por Maduro, posible renacer del caso Noriega

Precio por Maduro, posible renacer del caso Noriega
Nicolás Maduro

Publicación:30-03-2020
++--

En 1990, el general Manuel Antonio Noriega, exgobernante panameño, se presentó ante un juez de Miami por acusaciones de recibir 4.6 millones de dólares

México.- Estados Unidos le puso precio a toda información que acelere un eventual arresto del presidente venezolano, Nicolás Maduro, acontecimiento ya comparado internacionalmente por muchos con el desenlace de Manuel Noriega, derrocado tras una invasión estadounidense en 1989 a Panamá.

En 1990, el general Manuel Antonio Noriega, exgobernante panameño, se presentó ante un juez de Miami por acusaciones de recibir 4.6 millones de dólares en sobornos para permitir a cárteles colombianos, como el de Medellín, traficar cocaína en su país. Fue capturado tras la invasión y pasaría el resto de sus días encarcelado para morir en su país en 2017.

La pasada semana, el Departamento de Justicia estadounidense acusó al mandatario venezolano y otros 14 oficiales activos y retirados de las Fuerzas Armadas de Venezuela de "narcoterrorismo, corrupción, tráfico de drogas a territorio estadounidense y traslado de armas ilegales" desde 1999. Ofreció 15 millones de dólares para quien ofrezca información que permita capturar al "expresidente de Venezuela", resalta el documento oficial.

"El régimen venezolano, una vez dirigido por Nicolás Maduro Moros, sigue plagado de criminalidad y corrupción... Conspiraron con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), causando que toneladas de cocaína ingresaran y devastaran las comunidades estadounidenses", dijo el Fiscal General de Estados Unidos, William Barr, al presentar el texto.

Noriega era un estrecho colaborador de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), pero al intentar independizarse decidieron destituirlo, como le pasó a Sadam Hussein en Irak. En el caso del venezolano, tiene que ver con la "típica" lógica estadounidense de la Doctrina Monroe contra cualquier país soberano, dijo el analista alemán Heinz Dieterich Steffan.

Culmina una "larga escalada de presión para que deje el gobierno", ya que ninguna de las medidas del presidente estadounidense, Donald Trump, lo ha logrado. "Es la última fase antes de la intervención militar" si no cede, refirió el doctor investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana ante Notimex.

Se deben precisar los comparativos. El panameño ya no era el líder del ejecutivo, pero sí era un militar en ejercicio. Maduro no es militar, pero sigue constitucionalmente en el poder.

"Se trata de incentivar un escenario similar al de la operación ´Causa Justa´, donde pese a celebrarse elecciones y perderlas los allegados a Noriega, este intentó mantenerse tras el poder y declaró estado de guerra" contra Washington, agregó el periodista venezolano Javier Ignacio Mayorca.

El presidente venezolano tiene el respaldo de China y Rusia, es decir, "autonomía de Washington. Es difícil que esto pueda derivar en algo similar a lo que sucedió en Panamá. Tiene que ver con la campaña de reelección de Trump, desde hace tiempo está claro que usa a Venezuela como uno de sus ´caballitos electorales´" en política exterior, estimó el politólogo argentino Juan Cruz Olmeda.

Los hechos que denuncia la investigación

Durante los últimos 20 años, al menos 14 funcionarios "corruptos del gobierno venezolano han saqueado sistemáticamente a Venezuela con miles de millones de dólares" en asociación de narcotráfico con las otrora Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, hoy Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

El Programa de recompensas de narcóticos ofrece también 10 millones "por información que conduzca al arresto y/o condena de Diosdado Cabello Rondón, Armando Carvajal Barrios y Clíver Alcalá Cordones, y hasta cinco millones por Marín Arango", precisó el documento presentado el jueves 26 de marzo.

Dentro de los funcionarios clave implicados están Maikel Moreno, presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), y el general Vladimir Padrino López, ministro de Defensa, sin que por ellos se ofrezca recompensa alguna. El primero por lavado de dinero y el segundo por distribuir cocaína en territorio estadounidense "a bordo de un avión".

"En su papel de líder del ´Cártel de Los Soles´, llamado así por las insignias pegadas a los uniformes militares venezolanos de alto rango, Maduro Moros negoció envíos de toneladas múltiples de cocaína producida por las FARC; les proporcionó armas; coordinó asuntos exteriores para facilitar el tráfico de cargamentos; y solicitó entrenamiento de los guerrilleros colombianos para el cártel", afirmó el Departamento de Justicia.

Es un pretexto, ellos son el mayor consumidor de narcóticos. "Es el mismo que usaron contra Antonio Noriega o Muamar Gadafi... Recurren a la apología del narcotráfico y a diversas etiquetas para justificar sus maniobras de su justicia de clase" sobre otros gobiernos, dijo Dieterich, director del Centro de Ciencias de la Transición en el mundo de la UAM.

El también excolaborador de diversos líderes latinoamericanos, consideró la investigación como un resultado de no realizar una elección democrática en Caracas desde 2015, además de que se han priorizado "los mezquinos intereses" de Maduro y su grupo por encima de los venezolanos.

Desde que murió "mi amigo Hugo Chávez" estaba claro que no tenía la capacidad de gobernar al país y realizar una negociación que beneficie al pueblo.

En muchos de los eventos que se mencionan en el documento, Moros no tenía la misma influencia en el poder, pues llegó a ser canciller hasta 2006. El documento asegura que desde 1999 es el líder, pero hasta asumir su cargo en el Ministerio de Asuntos exteriores fue solo diputado, agregó el periodista del diario El Nacional Javier Ignacio.

"Muchos sucesos en la acusación son sorprendentes, pero hay más implicados que los referidos. La figura del llamado ´Cártel de los Soles´ no era necesaria para hacer la imputación. Esto es más un reconocimiento a la Administración para el Control de Drogas (DEA)", que desde 2005 Chávez expulsó y aisló al país en materia de investigaciones del crimen organizado, sintetizó el venezolano.

Las acusaciones señalan directamente a la cúpula del gobierno como parte de una organización narcotraficante. Se exhibe que todo posible diálogo entre Estados Unidos y Maduro es impensable, además de intentar quebrar a líderes de las Fuerzas Armadas. Les dicen que se entreguen para facilitar información antes de terminar en las prisiones estadounidenses, explicó el investigador de El Colegio de México (Colmex), Juan Cruz Olmeda.

Verosimilitud de las acusaciones y posibles escenarios

En respuesta al anuncio estadounidense, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) rechazó "categóricamente las extravagantes y extremistas acusaciones" contra el "presidente constitucional" de su país y afirmó que la droga que llega a los estadounidenses es "en un 93 por ciento por la ruta del Pacífico".

Esta última supone que las sustancias salen de Colombia, pasan por Panamá, Costa Rica, El Salvador y Guatemala para llegar a México, y luego ser trasladadas a Estados Unidos.

"Maduro instaló un régimen antidemocrático que le permitió mantenerse en el poder contra la voluntad de la mayoría, pero destruyó por completo al país.

Sin embargo, las acciones de Washington no tienen nada que ver con la democracia sino con la aplicación de la Doctrina Monroe con la que han destruido los gobiernos socialdemócratas de Uruguay, Ecuador, Brasil, y les faltaba Venezuela", consideró Heinz Dieterich Steffan.

"Desde la FARC rechazamos y condenamos semejante ultraje, llamamos a la consciencia libre de la humanidad, a los pueblos y naciones del mundo, a las Naciones Unidas, a pronunciarse contra tal acto de piratería internacional, violatorio de los principios del derecho internacional", señaló el vocero del grupo colombiano, Rodrigo Granda.

El presidente venezolano ha dicho que, si le tocan "un pelo a un solo líder de este país, ustedes se arrepentirán para toda la vida y se lo digo a la oligarquía colombiana, esa que gobierna". Sostuvo que las acusaciones estadounidenses son "falsas" dentro de sus "pretensiones terroristas" de cometer "el asesinato de altos funcionarios venezolanos, entre ellos el presidente".

Además de llamar a Trump "miserable, cowboy, racista y supremacista", el mandatario sudamericano declaró que ante las "pretensiones intervencionistas" estarán "de pie, firmes y listos para seguir el combate en el terreno que nos toque combatir... Nos están subestimando".

Tras mencionar la entrega de Clíver Alcalá a las autoridades estadounidenses y una acción posible de Hugo Carvajal, Javier Ignacio dijo a Notimex que las "evidencias y declaraciones que sustentan las acusaciones serán públicas hasta que los abogados de los primeros detenidos puedan acceder a estos. En el descubrimiento de pruebas".

El especialista en narcotráfico dijo que los estadounidenses están asumiendo como cierta una supuesta usurpación del poder por Maduro al llamarlo "expresidente", y estimó tres posibles escenarios: "uno de operación quirúrgica o un grupo civil armado que se revele; el alzamiento militar de las fuerzas armadas; o una operación "causa justa" como ocurrió con Noriega, aunque este muestre resistencia".

Olmeda estimó que la acusación se presenta cuando el manejo de Trump sobre la pandemia de COVID-19 ha sido cuestionado. Sin embargo, en Caracas, el tema le favorece al presidente para argumentar que cuando mayor solidaridad necesita su pueblo, Washington sale con "chingaderas", al ofrecer recompensas y exhibir la supuesta red narcotraficante del "expresidente venezolano".

"Inevitablemente Washington lo va a sacar como a Noriega, en una cárcel, o muerto como a Gadafi por no entregar el poder a una instancia intermedia entre el chavismo o la oposición desde 2015. Con la intervención va a terminar en una de esas dos formas a menos que escape a Cuba. Si intenta escaparse a Moscú o Beijing, viajaría mucho tiempo en el aire y podrían derribar su avión. Se cierra la pinza, no hay forma de que se escape", acentuó Dieterich.



« Notimex »