Internacional Resto del Mundo


Muere “Hermano número dos”


Publicación:05-08-2019
++--

Principal ideólogo del Khmer Rouge de Camboya

 

Phnom Penh.- Nuon Chea, el “Hermano Número Dos” y principal ideólogo del régimen Khmer Rouge de Camboya en la década de 1970, murió hoy a los 93 años de edad en un hospital de esta ciudad, un año después de ser condenado a cadena perpetua por genocidio. 

 

"Podemos confirmar que el acusado Nuon Chea, de 93 años, falleció la noche de este 4 de agosto de 2019 en el hospital Khmer Soviet Friendship", informó Neth Pheaktra, portavoz de la Corte camboyana, donde fue declarado de genocidio y crímenes de lesa humanidad.

 

El funcionario de las Cámaras Extraordinarias en los Tribunales de Camboya (ECCC) destacó que la familia de Chea ha sido ya informada de su muerte, sin dar detalles sobre el lugar en que será sepultado, según un reporte del Chanel News Asia.

 

El vocero tampoco precisó las causas de la muerte del ex líder del régimen maoísta, quien se encargaba de supervisar los "Campos de exterminio” en Camboya entre de 1975 y 1979, donde unos dos millones de personas perdieron la vida, casi una cuarta parte de la población del país del sureste asiático.

 

El “Hermano Número Dos” fue detenido en septiembre de 2007 y fue condenado a cadena perpetua en 2014 por crímenes contra la humanidad, sentencia que fue confirmada dos años más tarde, aunque él siempre se declaró inocente de todos los cargos en su contra.

 

El principal ideólogo del Khmer Rouge fue sentenciado el 16 de noviembre de 2018, junto con el antiguo jefe del Estado del régimen, Khieu Samphan, por genocidio y otros crímenes cometidos en campos de trabajo forzado, donde eran común la muerte por hambre, tortura, agotamiento, golpes y ejecuciones masivas.

 

Chea, nació el 7 de julio de 1926 y fue uno de miembros del círculo íntimo del “Hermano número uno”, Pol Pot, quien buscó imponer ideología extremista del Khmer Rouge con la intención de volver a Camboya al "año cero" en su búsqueda de una utopía campesina.

 

En 2011, cuando comenzó su juicio, Chea se declaró inocente de los cargos de genocidio en su contra y afirmó que su “posición en la revolución fue servir los intereses de la nación y la gente".

 

"La opresión, la injusticia me obligó a dedicarme a luchar por mi país. Tuve que dejar atrás a mi familia para liberar a mi patria del colonialismo y la agresión, y la opresión de los ladrones que deseaban robar nuestra tierra y borrar a Camboya de la faz de la tierra". tierra ", dijo Chea ante la Corte.

 

Se estima que entre 1.7 y 2.2 millones de personas murieron de hambre, enfermedad, trabajos forzados y purgas políticas que practico el régimen del Khmer Rougue del dictador Pol Pot, quien falleció en 1998.



« Notimex »