Internacional Norteamérica


Frena Texas reapertura

Frena Texas reapertura


Publicación:27-06-2020
++--

A través de un comunicado, el mandatario de Texas pidió también a la población poner en práctica las medidas de prevención

Houston, Texas.- Tras el aumento en casos de COVID19 y de hospitalizaciones por el nuevo coronavirus el gobernador de Texas, Greg Abbot, anunció este jueves una "pausa" en el desconfinamiento iniciado en el estado del sur de Estados Unidos. "Esta pausa temporal ayudará a nuestro estado a contener la propagación (del coronavirus) hasta que podamos ingresar en la nueva fase de reactivación de los comercios", dijo el gobernador Greg Abbot. A través de un comunicado, el mandatario de Texas pidió también a la población poner en práctica las medidas de prevención y respetar el distanciamiento físico a fin de mitigar el aumento de casos de COVID-19 en el estado. Texas, uno de los estados más agresivos en la reapertura a principios de junio, reportó el martes un récord de 5 mil 489 nuevos casos diarios y ahora un preocupado gobernador Greg Abbott dijo que ante la "desenfrenada" propagación del virus, el lugar "más seguro" era quedarse casa, y que de ser necesario salir, se recomendaba el uso de la mascarilla. "Si no somos capaces de frenar la propagación en las próximas semanas, tendremos que reevaluar el grado de apertura de los negocios. Si no se contiene estará completamente fuera de control", dijo el gobernador Greg Abbott al canal local de NBC. En total, 2,3 millones de personas han contraído la enfermedad en la mayor economía del mundo, con casi 122 mil muertos.

PLANEA CELEBRAR EL 4 DE JULIO EN MONTE RUSHMORE

El plan del presidente Donald Trump de celebrar el Día de la Independencia con festejos en el Monte Rushmore ha generado fuertes críticas de parte de organizaciones nativas que consideran el monumento como una profanación de tierras que les fueron arrebatadas violentamente y utilizadas para rendir homenaje a líderes hostiles. Varios grupos dirigidos por activistas nativos están organizando protestas para la visita de Trump el 3 de julio, víspera del Día de la Independencia, en su campaña de "remontada" de una nación agobiada por la enfermedad, el desempleo y, últimamente, el malestar social. El evento de Trump incluiría un sobrevuelo de aviones de guerra sobre el monumento de 79 años en las Black Hills de Dakota del Sur y una muestra de fuegos artificiales. Pero esto sucede en el marco de una rendición de cuentas del racismo en el país y un reexamen del simbolismo de los monumentos en el mundo. Muchos nativos dicen que Rushmore es tan objetable como los monumentos a la Confederación esclavista que están cayendo en todo el país.



« El Universal »