Entra México al Consejo de Seguridad de ONU

Entra México al Consejo de Seguridad de ONU
El embajador de México ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente, llegó a la sede y se colocó en elasiento reservado a México para marcar sus votos en las papeletas.

Publicación:18-06-2020
++--

Fue el único país candidato para el lugar que le toca a América Latina y el Caribe. El periodo comenzará el de enero de 2021

WASHINGTON, DC/EL UNIVERSAL.- México consiguió un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para el periodo 2021-2022. Una mayoría abrumadora de países (187 de los 192) dieron apoyo a la candidatura mexicana, única que se había presentado para ocupar el escaño correspondiente a la región de América Latina y El Caribe que iba a dejar vacante la República Dominicana, pero que igualmente necesitaba al menos 125 apoyos para llegar a la mayoría requerida. El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, calificó la designación como un "gran reconocimiento a nuestro país en todo el mundo". De los países que fueron electos, México es el que más apoyos obtuvo: India logró 184 votos y se hizo con uno de los dos puestos reservados a representantes de la región africana y Asia-Pacífico; el otro se definirá hoy entre Kenia y Yibuti, puesto que no se logró ayer la mayoría mínima de dos tercios; Noruega e Irlanda, con 130 y 128 votos, respectivamente, obtuvieron los escaños del grupo de Europa occidental y otros países. La votación se celebró en una sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, en un escenario casi distópico debido a las medidas y protocolos necesarios por la pandemia del Covid-19. No hubo debate del plenario de la Asamblea General para no tener a todos los embajadores en la misma sala y todos los representantes debieron seguir directrices muy estrictas sobre distancia social y portar cubrebocas. Cada delegación tenía una franja horaria designada para poder emitir su voto. El embajador de México ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente, llegó a la sede de la ONU a las 12:03 hora local de Nueva York (11:03 de la CDMX); se colocó en el asiento del salón plenario reservado a México para marcar sus votos en las papeletas con un bolígrafo que debía portar consigo (para evitar contagios por el intercambio de objetos). Emitió su voto a las 12:11 hora local (11:11 de la CDMX). La elección, que duró unas cuatro horas, se hizo mediante voto secreto. Hacia las 16:10 de la tarde hora local (15:10 horas de la Ciudad de México), el presidente de la 74 Asamblea General de las Naciones Unidas, el nigeriano Tijjani Muhammad-Bande, leyó los resultados. México, miembro fundador de las Naciones Unidas, obtuvo 187 votos y cinco abstenciones, superando la mayoría de dos tercios necesaria para ser electo como nuevo miembro no permanente del Consejo de Seguridad. Superar el umbral era la duda para una candidatura que se presentaba sin oposición para el puesto de representante de la región de América Latina y El Caribe, y que ya había conseguido el apoyo de los 33 miembros del GRULAC, el Grupo de países de América Latina y el Caribe. Asumirá el 1 de enero y será la quinta vez que México ocupa un lugar en el grupo, después de ser miembro en 1946 y los periodos 1980-1981, 2002-2003 y 2009-2010. El veterano diplomático turco Volkan Bozkir fue electo presidente de la 75 Asamblea General de la ONU, cargo al que aspiraba sin oposición; se renovó a la vez a 18 de los 54 miembros del Consejo Económico y Social del organismo, entre los cuales también entró México.

PIDEN CONGRUENCIA

Ahora que México ocupará un lugar no permanente dentro del Consejo de Seguridad de la ONU es necesario que exista una congruencia entre lo que es la política interna y la externa, coincidieron expertos en los temas internacionales. En el marco del webinar México en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas 2021-2022, organizado por el Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi), la embajadora Olga Pellicer, la senadora Vanessa Rubio y el embajador Miguel Ruiz Cabañas subrayaron que México deberá llevar una agenda en la cual el tema de las pandemias, por ejemplo, debe estar por delante. La embajadora Pellicer advirtió sobre el complejo contexto internacional que se vive en todos los niveles, del económico al sanitario. "Es necesario tomar en cuenta que la agenda de México será difícil", dijo. Una de las primeras labores — señaló Pellicer— del doctor De la Fuente, es que puede inscribir el de las pandemias entre los ejes temáticos del organismo, porque a partir de ello se puede construir un comité y lograr que el asunto sea visto. Recordó que México recién presentó una resolución que fue aceptada por 179 naciones con el objetivo de que la ONU vele para que exista acceso y disponibilidad de vacunas para todos los países, en el marco del combate al Covid-19. Habrá que ver, indicó Pellicer, si México decide o no confrontarse con Estados Unidos dentro del Consejo de Seguridad. Adelantó que un conflicto que puede tener México está ligado a la austeridad decretada para las instituciones dentro del país y el recorte presupuestal que ha tenido la Secretaría de Relaciones Exteriores. Se requieren recursos, dijo, para cabildear, para viajar, entre otros. La senadora Vanessa Rubio (PRI) urgió a que realmente exista un compromiso del Estado mexicano en el Consejo de Seguridad. "La pregunta es si este compromiso puede llevarse a cabo sin un jefe de Estado altamente comprometido con el multilateralismo y los temas internos", manifestó. Rubio cuestionó cómo es que México puede ser el abanderado internacional en ciertos temas, cuando al interior del país se han cambiado reglas, por ejemplo, en el tema de energías limpias. La senadora priísta sugirió a México prever agenda y, sobre todo, ser consistentes con lo que se vive de manera doméstica. El embajador Miguel Ruiz Cabañas puntualizó que México debe poner temas sobre la mesa del Consejo, como pandemias y ciberseguridad, además de pronunciarse sobre otros como lo que ocurre en Medio Oriente.



« El Universal »