Banner de aplicaciones

Internacional Norteamérica


Da corte de EU golpe a migrantes "carga"


Publicación:28-01-2020
++--

Tienen luz verde para que el gobierno de Trump niegue residencia o admisión a aquellos que sean considerados una "carga".

WASHINGTON, DC.- El Tribunal Supremo volvió a dar una victoria a Donald Trump en inmigración. Semanas después de permitirle aplicar las restricciones al asilo derivadas del programa Quédate en México, también conocido como Protocolo de Protección al Migrante (MPP), la Alta Corte dio luz verde a que el gobierno niegue residencia o admisión a Estados Unidos a aquellos que sean considerados una "carga pública". La medida, impulsada por el asesor presidencial antiinmigrante Stephen Miller, fue presentada a mediados de agosto y rápidamente desafiada en las cortes. Se tenía que instaurar a partir del 15 de octubre, pero un juez federal obligó a que no se aplicara la normativa mientras se dirimía el caso judicial: la orden del Supremo revoca esa instancia, y permitirá que se prohíba la entrada a migrantes mientras dure el litigio. El triunfo de Trump es un éxito para las políticas antiinmigrantes del presidente, que a pesar de que parezca que sólo ataca a los indocumentados también está afectando los procesos legales de migración, como es el caso de esta normativa. Según esta nueva norma, los migrantes que están en Estados Unidos de forma legal y usan o usaron en algún momento beneficios públicos, como el acceso a salud o ayudas para alimentación o vivienda, se considerará que acumulan factores "negativos" para cuando, por ejem-plo, quieran adquirir la residencia permanente en el país (la conocida "green card"). Otros factores que penalizarán serán, por ejemplo, estar desempleado, no tener estudios de secundaria o no tener un nivel mínimo de inglés. Cualquier cosa que la administración estadounidense considere que pueda afectar negativamente a la sociedad del país y convertirse en una "carga pública" para el contribuyente. Básicamente se trata de un obstáculo a los migrantes legales pobres, que además puede empujarlos todavía más a círculos de pobreza y vulnerabilidad: tendrán que elegir entre un futuro camino hacia la residencia permanente o solicitar subsidios y ayudas gubernamentales para mejorar su condición de vida del presente. "Se confirma que la inmigración en los Estados Unidos de Trump significa pasar exámenes y es solo para ricos", criticó Pili Tobar, de la asociación proinmigrante Ame-rica's Voice. El gobierno estimó que, de inicio, significaría la revisión del estatus de unos 382 mil migrantes; sin embargo, según el Migration Policy Institute (MPI), think tank de referencia en temas migratorios, estimó en 2018 que 69% de los migrantes ya cuentan de entrada con un factor negativo que podría impedirles aprobar el "test de riqueza". "Podría tener un efecto enorme en el perfil de mexicanos que puedan llegar a vivir a Estados Unidos por vías legales, sobre todo por reunificación familiar, y los que pueden regularizar su situación legal en el país", alertó Andrew Selee, presidente del MPI. Ello, acotó, "porque requiere que los solicitantes de visas permanentes prueben que tienen suficientes ingresos para no ser una carga para la sociedad. Parece un cambio menor, pero en realidad puede dejar a muchos mexicanos y otros latinoamericanos fuera de la posibilidad de tener una visa permanente en Estados Unidos", añadió. "La denominada normativa de ‘carga pública’ no es más que la reinvención del dañino y demostrablemente falso estereotipo sobre los migrantes", se quejó Charanya Krishnaswami, de Amnistía Internacional, organización que calificó de "vergonzosa" la decisión del Supremo porque "permite que la administración (Trump) convierta la xenofobia en una arma". En un comunicado, la portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, señaló que la decisión de la Suprema Corte es "un triunfo para los contribuyentes estadounidenses y la Constitución" de EU. Por su parte, la legisladora Alexandria Ocasio Cortez dijo que la decisión de la Corte "es vergonzosa. Estados Unidos no debería tener una prueba de riqueza para admitir a las personas. Es un lugar donde millones de personas son descendientes de inmigrantes que vinieron con nada e hicieron una vida. El Sueño Americano no es un club privado con cobro de cover: es la posibilidad de rehacer tu futuro".



« El Universal »