Conferencia de Berlín busca impulsar un proceso de paz en Libia


Publicación:20-01-2020
++--

La cumbre de Berlín es considerada como una etapa importante para consolidar el alto el fuego y avanzar una solución política

 

Berlín.- Las partes implicadas en el conflicto libio se reunen este domingo en Berlín en una conferencia enmarcada en un clima de "moderado optimismo" y cuyo objetivo es impulsar un proceso de paz. 

Los dos grandes protagonistas de la cita son el jefe del Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) de Libia reconocido por la ONU, Fayez al Serraj, y el mariscal del Ejército Nacional Libio (LNA), Jalifa Haftar, hombre fuerte del país, que el lunes  abandonó la ronda de negociación en Moscú, promovida por Rusia y Turquía, sin firmar el documento para un alto el fuego duradero. Pero ambos líderes libios no se sentarán a la misma mesa.

En la cita estarán presentes también la canciller federal alemana, Angela Merkel, el presidente ruso, Vladimir Putin, el turco, Recep Tayyip Erdogan; y el francés, Emmanuel Macron, así como el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres.

La Unión Europea (UE) estará también representada por Josep Borrel, alto representante para Política Exterior, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, destacó la Deutsche Welle.

La cumbre de Berlín es considerada como una etapa importante para consolidar el alto el fuego y avanzar una solución política, aseguró el presidente turco Recep Tayyip Erdogan antes de partir hacia Berlín.

Desde el Ejecutivo de Merkel se ha insistido en que no deben depositarse expectativas excesivas en la conferencia de este domingo, que empieza a las 14:00 hora local, ya que debe verse como el "arranque de un proceso". El representante especial de la ONU para Libia, Ghassan Salameh, ha llamado a las tropas extranjeras presentes a abandonar Libia.

Horas antes de que inicie la conferencia, el primer ministro libio, al Serraj, pidió una fuerza de intervención internacional para su país. "Si Haftar no detiene su ofensiva, la comunidad internacional debe tomar medidas, incluso con una fuerza internacional para proteger a la población civil libia", dijo.

Agregó que dicha fuerza de protección debería operar bajo el paraguas de las Naciones Unidas. El jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell, propuso recientemente una fuerza de protección de la Unión Europea para Libia.

Son muchas y muy complejas las alianzas, políticas y militares, tejidas en torno a al Serraj y Haftar. El mariscal cuenta con el respaldo de Putin, Arabia Saudí, Egipto y Emiratos Árabes Unidos, mientras que París y Washington le apoyan políticamente. El GNA es el gobierno reconocido por la ONU, que recibe apoyo militar de Turquía -lo que vulnera el embargo de armas decretado- y político de Italia y Catar.

Libia se encuentra desde hace casi 10 años en las garras de una guerra civil sangrienta, pero la sociedad internacional hasta ahora no cumplió con las responsabilidades; no terminó la violencia, ni estableció la paz y la estabilidad, expresó Erdogan.

Libia ha sido escenario de un conflicto político de grandes dimensiones desde que en 2011 fuerzas rebeldes lograran derrocar al dictador Muammar Gaddafi y quedara un vacío en el mando de la nación que ahora se encuentra dividido en dos, el ENL de Haftar con sede en Tobruk y el gobierno de Trípoli, dirigido por  al Sarraj.

En las negociaciones de este domingo se buscará que los gobiernos en disputa firmen una tregua y pongan un alto al fuego que ha dejado más de 280 civiles muertos y 146 mil desplazados.

Las tensiones rumbo a la cumbre de Berlín se han agudizado después de que la petrolera estatal de Libia, National Oil Corporation, declarara la víspera estado de emergencia y bloqueara las exportaciones de crudo, en protesta al respaldo de Turquía al GNA.



« Notimex »