En Escena Personalidades


El coronavirus no terminará con 20 años de trabajo

El coronavirus no terminará con 20 años de trabajo
Luis Felipe Tovar

Publicación:11-08-2020
++--

"Yo estoy confiado de verdad de una enorme fe de que vamos a salir de esto adelante pronto, esto no va a ser para siempre"

Ciudad de México.-El actor Luis Felipe Tovar piensa que la población mexicana está mutando hacia la educación pública ahora que la Secretaría de Educación Pública y el Gobierno Federal presentaron el proyecto de transmitir por televisión abierta las clases del ciclo 2020-2021, esto a causa del Covid-19. Si bien señala que nos tenemos que adaptar al cambio, también cree que en ese proceso hay pros y contras.

"Me da mucha tristeza ver cómo universidades, escuelas particulares, algunas de enorme prestigio, otras que han permanecido por su esfuerzo, dedicación y amor a la docencia durante muchos años apoyando la educación, inevitablemente van a ir desapareciendo porque los padres de familia desgraciadamente no pueden pagar las cantidades que algunas instituciones privadas estaban acostumbradas a recibir por parte de su alumnado", dice a EL UNIVERSAL. "Esto va a afectar evidentemente maestros, instituciones, muchos empleos perdidos, muchos alumnos que van a ver interrumpidos sus estudios. Esos son los contras que vamos a tener muchísimos desempleados en el área de la docencia, vamos a ver cómo se van adaptando los alumnos sobre todo de instituciones privadas a esta nueva dinámica de la educación pública por televisión", comenta.

Sin embargo el actor, quien también tiene una escuela de actuación llamada "El Set" espera que la propuesta del regreso a clases por televisión tenga buenos resultados porque además no es nuevo para una parte de la población. "En México desde hace muchos años en las delegaciones más afectadas la educación solamente está por televisión cosa a la que nadie le había prestado mucha atención, era como el último de los últimos recursos", apunta.

"La cuestión está en que todavía algunos van a seguir afectados porque no todo el mundo tiene señal de Internet o la tecnología para poderse comunicar; ahora va a ser por la señal abierta y yo la veo un poco complicada". En el caso de su escuela que fundó hace 20 años señala que desde antes ya tenía una dinámica donde como los alumnos empiezan a conocer el nivel integral lo pueden hacer desde su casa, generando proyectos y autosuficiencia pero inevitablemente necesitan pronto regresar al salón de clases para poder continuar.

"Yo como todos voy aprendiendo de como tenemos ahora que relacionarnos con nuestra labor como maestros para que los alumnos en su casa puedan seguir recibiendo este tipo de conocimiento". La ventaja que ve es que ahora tiene la posibilidad de no solamente tener alumnos que están en la Ciudad de México sino de otros estados e incluso países como Canadá.

El actor resalta que con lo que sí se tiene que ser muy comprensivo es con la cuestión de las cuotas. "Yo desde que empezó la pandemia, dándome cuenta de que iba a venir una debacle económica como la que estamos viviendo, bajé las colegiaturas a menos de la mitad porque lo que más me interesa es que la escuela pueda permanecer", comparte.

"Yo estoy confiado de verdad de una enorme fe de que vamos a salir de esto adelante pronto, esto no va a ser para siempre, he trabajado muy duro durante 20 años ininterrumpidos atendiendo la escuela como para que esta pandemia me eche todo mi trabajo, esfuerzo y vida a perder, entonces yo estoy muy positivo todavía atendiendo a mis alumnos. Yo soy un caso muy específico, porque económicamente la escuela no me mantiene, para mí es un proyecto de vida, va más allá de lo económico porque yo de lo que vivo es de mi trabajo como actor", afirmó.



« El Universal »