En Escena Personalidades


Caan murió por problemas cardíacos

Caan murió por problemas cardíacos


Publicación:24-07-2022
++--

El certificado indica que Caan sufría, también, de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y de una insuficiencia cardíaca congestiva

Los Angeles, EU.- El 6 de julio, millones de fanáticos del cine en general y de la enorme creación de Francis Ford Cóppola, El Padrino, en particular, se sintieron conmovidos por la triste noticia: el legendario actor James Caan, que en las dos primeras películas de la saga interpretó a Sonny Corleone, había muerto.

La noticia fue dada a conocer a través de un mensaje compartido en la cuenta oficial de Caan en Twitter, un día después de su deceso. “Con gran tristeza les informamos el fallecimiento de Jimmy en la noche del 6 de julio. La familia agradece las muestras de amor y las sinceras condolencias, y les pide que sigan respetando nuestra privacidad durante este momento difícil” , expresaba el comunicado.

La falta de precisiones del escueto comunicado y el silencio de familiares y allegados generó un cierto misterio sobre la causa de su muerte. Finalmente, este sábado el sitio TMZ publicó el certificado de defunción del actor y despejó todas las dudas: el documento asegura que su fallecimiento se debió a una combinación de problemas cardíacos que incluyeron un ataque al corazón y una enfermedad de las arterias coronarias , el padecimiento más común en los Estados Unidos.

Además, el certificado indica que Caan, que tenía 82 años al momento de su partida, sufría, también, de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y de una insuficiencia cardíaca congestiva. También, dio algunos detalles hasta ahora desconocidos: murió a las 21.02 en el Centro Médico Ronald Reagan, ubicado en la ciudad de Los Ángeles.

Una vida de película

“Pasé por un período muy autodestructivo, en donde me comporté como un salvaje. Ahora me siento un poco más en paz conmigo mismo”. Empezaba el año 2000 y James Caan parecía dispuesto a dejar atrás un pasado incómodo. Lo había tanto ablandado la llegada, dos años atrás, de su quinto hijo, Jacob Nicholas, que en ese momento confesaba ante la prensa que prefería más la paternidad a la actuación.

“Es que tuve dos hijos con la misma mujer, y ese es todo un signo de madurez para mí, ¿no te parece?”, se preguntaba, y era imposible no decirle que sí al inesperado gesto de ternura de quien fue uno de los grandes duros de la pantalla en el último medio siglo, tan especializado en papeles de mafioso que se esforzó muchas veces por evitarlo.

Pero el destino quiso que toda la vida artística de James Caan, reconocido de manera unánime como uno de los mejores intérpretes de su generación, sea recordado por un único e inconfundible personaje. El tosco e irascible Sonny compuesto por Caan es uno de los retratos humanos más logrados de El padrino. Y también uno de los más populares para el público que sigue celebrando, 50 años después de su estreno, la obra maestra de Francis Ford Coppola.



« Redacción »